• El ministro iraní del Interior, Ahmad Vahidi.
Publicada: miércoles, 19 de octubre de 2022 8:04

El ministro iraní del Interior declara que la situación está bajo control y la seguridad reina el país tras semanas de disturbios apoyados desde el exterior.

Ahmad Vahidi dijo el martes que las fuerzas de seguridad y de inteligencia de Irán han logrado contener los actos de caos, arrestado a los principales instigadores de los disturbios y los han entregado a la justicia. La situación está completamente bajo control, remarcó.

Censuró los complots de enemigos para desestabilizar el país persa, sin embargo, puso de relieve que nunca tendrán éxito. “El sueño de los adversarios nunca se hará realidad y la seguridad reina el país”, subrayó.

Hablando con la prensa local desde Bushehr, capital de la provincia homónima (sur) que tiene la frontera marítima más larga con el Golfo Pérsico, Vahidi dijo que los recientes disturbios acaecidos en Irán —bajo pretexto de la muerte de Mahsa Amini— fueron parte de un plan más amplio de los enemigos para socavar la seguridad en el Golfo Pérsico.

 

El ministro del Interior explicó que “la seguridad de Irán y la del Golfo Pérsico están entrelazadas”, y agregó que los enemigos han cometido “un error de cálculo” si pensaban que pueden desestabilizar la República Islámica y luego perturbar la paz en el Golfo Pérsico.

En cuanto a los detenidos durante las protestas violentas iniciadas hace un mes, Vahidi dijo que muchas de esas personas confesaron haber sido engañadas e incitadas por los medios de comunicación occidentales y saudíes a cometer actos vandálicos, por lo que, añadió, han sido puestas en libertad. 

La República Islámica se reserva el derecho a presentar demandas ante tribunales internacionales en un momento apropiado contra los medios extranjeros que incitaron a caos en Irán en el marco de las recientes protestas, sostuvo el ministro.

En las últimas semanas, agitadores se han aprovechado de las protestas por la muerte de Mahsa Amini, de 22 años —acaecida en un hospital días después de estar bajo detención policial— para atentar contra el orden público, provocando disturbios y agresiones contra las fuerzas de seguridad y destruyendo propiedades públicas y privadas.

Las autoridades iraníes ven las huellas de Estados Unidos, Israel y varios Estados europeos en los recientes actos vandálicos y señalan que la seguridad y protección de la vida y propiedad de las personas es su línea roja.

ftm/ncl/rba