• El teniente general Qasem Soleimani (dcha.), comandante de la Fuerza Quds del CGRI de Irán, durante una operación antiterrorista en Irak en 2015.
Publicada: martes, 11 de febrero de 2020 0:51
Actualizada: martes, 11 de febrero de 2020 9:19

El presidente de Irán recalca que Soleimani pudo haber eliminado fácilmente a los generales de EE.UU., pero no lo hizo porque buscaba estabilidad en la región.

“(Qasem) Soleimani estaba buscando estabilidad y paz en la región”, ha dicho este lunes el mandatario iraní, Hasan Rohani, y ha añadido que, “hubiera sido fácil, muy fácil para el teniente general Soleimani matar a los generales estadounidense en Afganistán, Irak y otros lugares si hubiera querido, pero nunca lo hizo”.

Soleimani, el comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, fue asesinado el 3 de enero en un ataque con aviones no tripulados junto con el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y otros combatientes iraníes e iraquíes en Bagdad, la capital de Irak.

Tras tachar de “criminal” el asesinato de Soleimani, el presidente iraní ha hecho hincapié en que Washington violó todas las normas internacionales al asesinar al gran estratega persa.

“¿Matar a un comandante militar oficial en otro país que lo invitó para reunirse con su jefe del Estado no es un crimen?”, ha cuestionado Rohani.

 

De otro lado, el jefe de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi, durante un discurso pronunciado en una conferencia de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) en Viena (Austria), también defendió el papel de Soleimani en la región.

“Deben saber que, si es necesario, mi país nunca dudará en atacar de nuevo, tal como se vengó poderosamente una vez”, ha recordado Salehi.

En un ataque de represalia, el CGRI atacó el 8 de enero con misiles dos bases estadounidenses en Irak, entre ellas la estratégica instalación militar Ain Al-Asad, en el oeste de Irak. La ofensiva de represalia de Teherán demostró que los misiles balísticos iraníes, tanto en tecnología como en competencia operativa, tienen el potencial de causar un gran daño a las operaciones militares de EE.UU. en la región, resalta el Centro estadounidense de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés).

Soldados de EE.UU. que vivieron el ataque misilístico de Irán contra su base en Irak han afirmado que fue la “mayor” ofensiva que han enfrentado durante su carrera militar, tal y como ha declarado el sargento primero Larry Jackson al programa PBS NewsHour.

El Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) ha confirmado este lunes que 109 militares han sido diagnosticados con lesiones cerebrales a raíz del ataque iraní lanzado contra Ain Al-Asad en Irak.

alg/lvs/ncl/hnb