• Iraníes protestan frente a embajada suiza por arresto de Hashemi
Publicada: domingo, 20 de enero de 2019 7:21
Actualizada: domingo, 20 de enero de 2019 19:32

Ciudadanos iraníes se han reunido este domingo frente a la embajada de Suiza en Irán para protestar por el arresto de la periodista de Press TV Marzie Hashemi.

Centenares de manifestantes se han congregado frente la embajada de Suiza (que representa los intereses estadounidenses en Irán) en Teherán, capital iraní, para repudiar la detención ilegal de Hashemi en Estados Unidos.

Miembros de la Asociación Global de Mujeres Musulmanas, grupos estudiantiles y ciudadanos de a pié, portaron pancartas en las que se podía leer “Liberen a Marzie Hashemi”, mientras coreaban lemas contra EE.UU.

“Estamos congregados aquí para decir la verdad a los que están en el poder y para demandar justicia (…) ella (hashemi) sigue encarcelada sin cargos. Marzie Hashemi dirige un grupo de rezo, da comida a los pobres, ayuda a los necesitados y es un miembro activo de la prensa. Como periodista ha hablado de las atrocidades en Yemen, en  Palestina, ha reclamado justicia no solo para los habitantes del Oriente Medio, sino también por todos los pobladores del mundo, incluyendo los estadounidenses”, ha dicho un activista al iniciar su alocución ante la multitud.

El discursante ha agregado que la “última campaña de justicia” de Hashemi “fue la de Jamal Khashoggi, quien murió asesinado, y por haber hecho esto, ellos quieren que la presentadora termine como Khashoggi”, pero, nosotros “no lo permitiremos”, ha dicho el estudiante.

(La) última campaña de justicia (de Hashemi) fue la de Jamal Khashoggi, quien murió asesinado, y por haber hecho esto, quieren que termine como Jamal Khashoggi, no lo permitiremos”, ha dicho un activista al iniciar su alocución ante una multitud frente a la embajada de Suiza en Teherán, capital iraní, en protesta a la detención ilegal de Hashemi en Estados Unidos.

 

A Hashemi “la han detenido sin cargos y, ahora, alegan que es testigo material. Si querían que compareciera como testigo, ¿por qué la encadenaron?, ¿por qué la obligaron a quitarse el hiyab? y en prisión ¿por qué la obligaron a comer carne porcina?, otra agresión contra los musulmanes, pero ella ha resistido”, ha dicho el activista.

Desde su detención, Hashemi ha sido sometida a tratos inhumanos, que han incluido encadenarla de pies y manos, obligarla a despojarse del hiyab y ofrecerle solo pan y carne de cerdo, esta última prohibida por su religión.

El director del Servicio Exterior de la Organización de Radio y Televisión de Irán (IRIB, por sus siglas en inglés), Peyman Yebeli, denunció el miércoles el maltrato a Hashemi, particularmente “que se le haya obligado a quitarse el velo islámico (hiyab)”, acto que consideró como “una falta de respeto a sus creencias religiosas y un insulto flagrante a todos los musulmanes del mundo”.

Casi una semana después de su arresto, una corte federal de EE.UU. confirmó el viernes que la presentadora estaba privada de libertad, bajo el argumento de ser “testigo material en una investigación federal indeterminada”.

El Gobierno de Irán tachó de “ilegal” la detención de la periodista y demandó a EE.UU. que la ponga en libertad de inmediato. Ante esta situación, activistas e internautas han lanzado en redes sociales, como Twitter, una campaña con las etiquetas #FreeMarziehHashemi y #Pray4MarziehHashemi para denunciar la detención y el maltrato, y exigir al Gobierno estadounidense la inmediata puesta en libertad de la presentadora.

ahn/ctl/hgn/hnb

Comentarios