• El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, habla en una rueda de prensa en Teherán, la capital.
Publicada: martes, 4 de diciembre de 2018 11:00
Actualizada: martes, 4 de diciembre de 2018 11:34

Irán rechaza un informe de Reuters, según el cual, el mecanismo de pagos de Europa ante las sanciones de EE.UU. supuestamente excluya la venta del petróleo.

“De acuerdo con la información que tenemos, no es así, pues si el dinero del petróleo no se deposita, no está claro si habrá otras transacciones”, ha dicho este martes el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, en una entrevista con la agencia informativa del Parlamento iraní, ICANA.

El 28 de noviembre, la agencia británica Reuters publicó un informe, en el que, consideró poco probable que el mecanismo de pagos albergado por Francia o Alemania —con el que Europa busca evadir las sanciones antiraníes de EE.UU.— cubriera la venta del petróleo.

“La mayor parte de las exportaciones de la República Islámica de Irán es el petróleo”, ha señalado Zarif, para luego asegurar que el reporte del medio británico se enmarca en una campaña propagandística que persigue el fin de “decepcionar” al pueblo persa.

El alto diplomático iraní, de igual modo, ha resaltado los esfuerzos de los países europeos para mantener sus lazos con Irán, pues están convencidos de que el pacto nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)— “es imprescindible para su seguridad”. Europa “ha de pagar por su seguridad”.

De acuerdo con la información que tenemos, no es así, pues si el dinero del petróleo no se deposita, no está claro si habrá otras transacciones”, ha dicho el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif.

 

El mecanismo financiero en cuestión, —conocido como Entidad con Cometido Especial (SPV, por sus siglas en inglés)—, anunciado en septiembre por los países de la Unión Europea (UE) implicados en el acuerdo nuclear con Irán, es diseñado para facilitar el comercio directo entre las empresas europeas e Irán, sin necesitar intercambios financieros a través de los bancos.

Europa, de esta manera, busca reducir los efectos de la última tanda de sanciones impuesta por EE.UU. el pasado 5 de noviembre a más de 700 personas, entidades, aviones, buques y bancos, tanto iraníes como de otros países.

Ignorando las advertencias internacionales, Washington salió en mayo pasado del acuerdo nuclear con Irán y ha reinstaurado sus sanciones unilaterales a la República Islámica, además de presionar a otros países para que acaten sus imposiciones.

Mientras tanto, Europa sigue esforzándose por sortear las sanciones estadounidenses a Irán, pese a que Washington ya ha advertido de que no tolerará la actitud de eludir sus sanciones contra Irán y amenazado con “terribles consecuencias” a quienes decidan hacerlo.

tqi/ktg/mnz/rba

Comentarios