• una sesión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, en los Países Bajos.
Publicada: martes, 24 de julio de 2018 22:15
Actualizada: miércoles, 25 de julio de 2018 0:04

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) anuncia la fecha para procesar la demanda de Irán a EE.UU. por la reanudación de sanciones unilaterales contra Teherán.

Teniendo en cuenta la importancia y urgencia del asunto, el presidente de la Corte Internacional de Justicia, Abdulqawi Ahmed Yusuf, ha emitido la tarde de este martes una carta dirigida al secretario de Estados de EE.UU., Mike Pompeo, en la que advierte al Gobierno estadounidense de que evite cualquier nuevo acto en relación a la demanda, ha informado Mohsen Mohebi, jefe del Centro de Asuntos Jurídicos Internacionales de la Presidencia iraní.

Ahmed Yusuf ha utilizado el artículo 74, párrafo 4 del reglamento de la CIJ para instar al país estadounidense a que “actúe en el contexto de la demanda (reanudación de las sanciones) de manera que no socave el próximo fallo de la Corte que se emitirá después de la sesión del 27 de agosto”, ha señalado Mohebi.

El funcionario persa ha explicado que en la queja formal de Irán presentada el pasado 16 de julio contra EE.UU., el país persa considera que la medida estadounidense de reanudar las sanciones antiraníes contraviene el acuerdo que ambos Estados firmaron en 1955. En el marco de este pacto, Washington se comprometió a tratar de una manera justa a los ciudadanos iraníes y no impedir las transacciones monetarias y bancarias.

 

De acuerdo con Mohebi, la República Islámica también solicitó a dicho tribunal el envío de una orden que prohíba la reanudación de sanciones antes de que se emita un veredicto respecto a la demanda iraní. Con esta medida, Teherán busca evitar los posibles efectos de los embargos estadounidenses en los sectores de salud, en particular tratamiento y adquisición de equipo, así como la seguridad de la aerolínea.

La queja de Irán fue presentado después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sacara a principios de mayo a su país del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 por Irán y el entonces Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Rusia, Francia y China, más Alemania) y advirtiera que volvería a imponer las “sanciones más fuertes de la historia” contra Teherán.

Tras abandonar el pacto, Washington planteó 12 condiciones para un nuevo trato, que incluyen entre otros, el cese del desarrollo del programa de misiles iraníes y la retirada de los asesores militares persas de Siria.

Irán rechaza tajantemente las condiciones impuestas por Estados Unidos para evitar las sanciones, y señala que se reserva el derecho a tomar acciones legales al considerar la propuesta estadounidense una gran injerencia en sus asuntos internos y una amenaza ilegal contra un miembro de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

fdd/ncl/alg/hnb

Comentarios