• El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, habla en una reunión en Teherán (capital), 21 de julio de 2018.
Publicada: sábado, 21 de julio de 2018 14:57
Actualizada: sábado, 21 de julio de 2018 22:55

Irán ha sido capaz de frustrar el plan del régimen israelí y EE.UU. para minar la imagen de la República Islámica en el mundo, afirma el canciller iraní.

“Gracias al apoyo y las directrices del Líder de la Revolución Islámica (el ayatolá Seyed Ali Jamenei) hemos podido frustrar el plan de difusión de iranofobia de los sionistas”, ha dicho hoy sábado el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif.

Hablando en Teherán (capital persa), en una reunión con el Líder y el servicio diplomático del país, Zarif ha señalado los esfuerzos del presidente de EE.UU., Donald Turmp, y del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, por retratar a Irán como una “amenaza”.

Ese “show barato” no ha tenido sin embargo más resultado que el aislamiento internacional del propio Estados Unidos y el régimen israelí, ha observado el ministro iraní.

Con el apoyo y las directrices del Líder de la Revolución Islámica (el ayatolá Seyed Ali Jamenei) hemos podido frustrar el plan de difusión de iranofobia de los sionistas”, afirma el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif. 

 

Además, el canciller ha hecho alusión a la creación de “salas de guerra” y el amplio esfuerzo de Washington por presionar a la nación iraní, para hacer hincapié en que tales intentos “han sido en vano”.

“Irán ya había avisado a otros países, incluidos los aliados de Estados Unidos, de que para hacer frente a la hostilidad de Washington sería necesario ir más allá de los compromisos políticos y adoptar medidas prácticas”, ha agregado.

De acuerdo con un informe secreto filtrado recientemente, EE.UU. e Israel, desesperados por cambiar el sistema político de Irán, han decidido desplegar “equipos diplomáticos” en diferentes países del mundo, en concreto en países amigos del régimen israelí, para propagar un sentimiento iranófobo.

Desde hace años años, el régimen de Tel Aviv ha aprovechado todas las oportunidades para promover la iranofobia en el mundo, sin cesar de lanzar acusaciones infundadas contra Teherán, que por su parte ha mostrado en numerosas ocasiones su compromiso con el derecho internacional y la lucha antiterrorista en el oeste de Asia.

Teherán denuncia además que la retórica antiraní de Netanyahu tiene como objetivo encubrir los injustificables crímenes de Israel contra el oprimido pueblo autóctono de Palestina.

El jefe de la Diplomacia iraní ha anunciado también un plan integral diseñado por su cartera para hacer frente a las sanciones de Washington expandiendo los lazos económicos de Teherán con sus vecinos y con otros países del mundo.

fmk/mla/alg/rba