• Modelo económico panameño demostró estar obsoleto
Publicada: lunes, 8 de febrero de 2021 1:54
Actualizada: lunes, 8 de febrero de 2021 2:24

La economía panameña es una de las más golpeadas en América Latina por la COVID-19 y economistas locales dudan de que el modelo sirva para enfrentar la realidad.

El plan de reactivación de la economía panameña, luego de un año de la pandemia por la COVID-19 no está claro, tras una segunda cuarentena algunos negocios han empezado a abrir nuevamente, pero distintos analistas dudan de que la recuperación provenga de la misma estructura que ya antes de la crisis ubicaba al país centroamericano entre los que peor distribuyen sus riquezas en todo el planeta.

La emisión de bonos del Estado, más de 7000 millones de dólares en préstamos a organismos financieros y leyes que promueven el establecimiento de empresas multinacionales, no terminan de convencer a distintos economistas, si lo que se quiere es una nueva forma de abordar las políticas económicas.

La agencia calificadora Fitch Ratings redujo la calificación del país de BBB a BBB- considerando una contracción del 17% en Producto Interno Bruto (PIB) una cifra que casi dobla las perspectivas de entre el 6 y el 8 por ciento estimadas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para el cierre de 2020 el 38% de los más de 282 000 contratos suspendidos había sido reactivados en el país y la nueva extensión del Decreto que sustenta esta medida es una muestra clara, para los estudiosos del tema, de que difícilmente se restablezcan los puestos de trabajo de manera fluida en los próximos meses.

John Alonso, Ciudad de Panamá.

mag/rba