• Ahmed Abul Gheit, secretario General de la Liga Árabe, habla en una rueda de prensa en Amán, 20 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 29 de enero de 2020 9:14

La Liga Árabe (LA) asevera que el llamado plan de paz del presidente de EE.UU., Donald Trump, supone una gran pérdida de los derechos legítimos de los palestinos.

El secretario General del organismo regional, Ahmed Abul Gheit, en declaraciones ofrecidas este miércoles en El Cairo, capital de Egipto, ha recalcado que la única manera de lograr un acuerdo de paz real, justo y permanente es la negociación entre palestinos e israelíes, no la voluntad de una tercera parte.

“Sin embargo, la Liga Árabe está estudiando la visión estadounidense cuidadosamente. Estamos abiertos a cualquier esfuerzo serio realizado para lograr la paz. Pero después de anunciar los detalles del plan, la primera impresión es que los derechos legítimos de los palestinos han sido ampliamente violados en su propia tierra, y que las cláusulas de este plan están muy lejos de las ideas ya acordadas”, ha criticado.

Abul Gheit ha reiterado que es imposible restablecer la paz haciendo caso omiso a la ocupación de los territorios de Palestina por Israel en 1967 o intentando legitimar esta ocupación. Al respecto, ha agregado que el criterio básico para juzgar cualquier plan para lograr la paz es su conformidad con el derecho internacional y los principios de justicia y equidad.

 

El funcionario ha subrayado que la decisión que toma Palestina sobre el plan de Estados Unidos es crucial para la postura colectiva de los Estados árabes que se determinará en la reunión ministerial que se celebrará el próximo sábado.

La Liga Árabe convocó el martes a solicitud de la parte palestina una reunión urgente para discutir el denominado plan de paz israelí-palestino planteado por Trump y aliados, conocido como “acuerdo del siglo”.

El mandatario estadounidense desveló el martes su controvertido “acuerdo del siglo”: un plan de 80 páginas que, según alega Washington, tiene como objetivo resolver el conflicto palestino-israelí, pero en realidad desea liquidar la causa palestina, pues ignora todos los derechos de los palestinos.

La iniciativa estadounidense pretende reconocer los asentamientos israelíes en la Cisjordania ocupada a cambio de que durante los próximos 4 años se congele la construcción de nuevas colonias y Al-Quds (Jerusalén) sería “la capital indivisible” de Israel. Además impide el retorno de los refugiados palestinos a territorios ocupados y exige un Estado palestino desmilitarizado.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, ha asegurado que el acuerdo de “conspiración” de Trump “no pasará” y recuerda otra vez que Al-Quds “no está a la venta”.

msm/ktg/ftn/hnb