• El Pleno del Ayuntamiento de Gijón.
Publicada: viernes, 15 de enero de 2016 22:39
Actualizada: sábado, 9 de septiembre de 2017 4:19

El Pleno del Ayuntamiento de Gijón (Xixón), en el norte de España, aprobó el jueves la propuesta de apoyo al pueblo palestino y también boicot al régimen de Israel.

La iniciativa —presentada por los grupos municipales, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Xixón Sí Puede e Izquierda Unida— apoya la campaña internacional Boicot, Sanciones y Desinversión (BDS) contra Israel.

La propuesta de acuerdo, que tuvo la abstención de Foro, el Partido Popular (PP) y Ciudadanos, condena además la colonización, el apartheid y la ocupación del régimen israelí en los territorios palestinos.

El acuerdo incluye también manifestar su adhesión y apoyo a la resolución del Parlamento Europeo (PE) del 17 de diciembre de 2014, reconociendo el Estado de Palestina como un país independiente.

Además, pide mostrar solidaridad con los palestinos que viven en los territorios ocupados por israelíes, instando así a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a garantizar su protección y a obligar a Israel a cumplir las leyes internacionales.

La propuesta ratificada después de la exposición de motivos y los fundamentos jurídicos exige declarar el consejo de Gijón Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI) y difundirlo entre la ciudadanía.

Asimismo, exigieron la adopción de una serie de medidas legales oportunas para impedir contratar servicios o comprar productos a empresas israelíes vinculadas en las violaciones del derecho internacional y los derechos humanos.

Esto viene unos días después de que la junta de pensiones de la Iglesia protestante estadounidense United Methodist boicoteó a cinco bancos israelíes por sus violaciones de los derechos humanos y actividades en los asentamientos ilegales israelíes.

La construcción de viviendas israelíes en los territorios palestinos por parte del régimen de Tel Aviv es condenada por varios países y organizaciones internacionales, considerándola ilegal y un desafío para encontrar una solución al conflicto israelí-palestino.

Más de medio millón de israelíes viven en asentamientos ilegales construidos desde la ocupación, en 1967, de los territorios palestinos en Cisjordania y Al-Quds, pese a que la Convención de Ginebra prohíbe construir en terrenos ocupados.

zss/ctl/hnb

Comentarios