• El premier israelí da un discurso en Jerusalén (Al-Quds), 18 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 23 de noviembre de 2018 9:51

El premier israelí viajará “pronto” a Baréin para entablar lazos con Estados árabes, con los que el régimen de Tel Aviv no tiene lazos diplomáticos formales.

“Baréin será el próximo destino de (el primer ministro israelí, Benjamín) Netanyahu, que con este viaje busca iniciar nueva era de relaciones en Oriente Medio”, ha dicho Hani Marzuq, uno de los portavoces del premier de Israel.

En declaraciones recogidas este viernes por la cadena Russia Today (RT) en su versión en árabe, Marzuq ha hecho alusión asimismo a anteriores visitas oficiales realizadas por ministros israelíes a ciertos países árabes, ribereños del Golfo Pérsico, para allanar el camino del establecimiento de las relaciones formales entre las partes.

La noticia sobre el eventual viaje de Natanyahu a Baréin se produce poco después de que el ministro bareiní de Exteriores, Jaled bin Ahmed Al Jalifa, alabara la postura del premier israelí en la región, en especial su apoyo a las políticas de Arabia Saudí.

Baréin será el próximo destino de (el primer ministro israelí, Benjamín) Netanyahu, que con este viaje busca iniciar nueva era de relaciones en Oriente Medio”, ha dicho Hani Marzuq, uno de los portavoces del premier de Israel.

 

Entre los países árabes, el régimen de Tel Aviv tiene relaciones diplomáticas solo con Egipto y Jordania, pues otros Estados como Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin, entre otros, no reconocen oficialmente a Israel, pero hay datos indicadores de que estos países han cooperado secretamente con los israelíes durante años.

En octubre pasado, el premier israelí realizó un viaje a Omán, donde se reunió con el rey omaní, el sultán Qabus bin Said, en la ciudad costera de Seeb. En un comunicado, la oficina de Netanyahu elogió la cita al que calificó de “un paso significativo en la implementación de la política delineada por él para profundizar las relaciones con Estados árabes de la región”.

Baréin, un país gobernado por una élite autoritaria y represiva, según los informes, ha mantenido una discreta cooperación de inteligencia con Israel desde hace muchos años, de manera que diferentes expertos arguyen que Baréin podría convertirse en el primer Estado árabe del Golfo Pérsico en normalizar las relaciones con Israel.

En los últimos meses, los Al Jalifa han estado suavizando gradualmente su postura pública hacia Israel en lo que los analistas describen como un intento de preparar a la opinión pública de sus pueblos para posibles relaciones normales con Israel.

mnz/ktg/msm/hnb

Comentarios