• La imagen ilustrativa muestra un hacker haciendo ciberataques.
Publicada: viernes, 25 de noviembre de 2022 15:20
Actualizada: viernes, 25 de noviembre de 2022 16:41

La República Islámica avanza día a día en el ámbito cibernético, repele y responde a ataques de Tel Aviv; aun así, autoridades de Israel guarden silencio.

El director ejecutivo de la empresa de seguridad cibernética Clear Sky, Boaz Dolf, confesó que los equipos cibernéticos de la República Islámica de Irán están más cerca que nunca de alcanzar la capacidad de infiltrar y controlar los drones (aviones no tripulados) estadounidenses e israelíes, informó el diario israelí Jerusalén Post en un artículo.

El reporte puso de relieve que Teherán está ampliando sus capacidades cibernéticas y ha hecho esfuerzos constantes para monitorear los drones y desarrollar capacidades de ataque cibernético de “día cero”.  Solo Estados Unidos, Rusia y China gozan de la tecnología de usar de manera amplia las capacidades de “Zero Day”.

Zero Day, también conocido como Zero Hour o 0-Day, se refiere a una amenaza informática que nadie conoce, excepto el hacker que la descubrió, y esta vulnerabilidad no puede ser detectada por nadie. El hacker en tales casos puede fácilmente afectar los programas de la computadora, destruir y manipular sus datos.

Esta capacidad permite a tales naciones detener todos los sectores de un país, en particular la infraestructura. Hasta ahora, las competencias de Zero Day de Irán se consideraban limitadas, pero con el correr del tiempo el país persa aumentó sus capacidades cibernéticas ante las amenazas de los enemigos.

El informe explicó que Irán ha comenzado a compartir con el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), sus tecnologías de ataques cibernéticos más agresivos.

 

Irán ya ha alcanzado una madurez en el campo cibernético, de manera que, se ha infiltrado en las redes y sectores militares de Israel. No obstante, tales incidentes se han mantenido en secreto y no han sido anunciados públicamente.

El jefe de Clear Sky explicó que el país persa no ha hecho públicos estos éxitos para mantener en secreto sus capacidades cibernéticas. Además, las autoridades israelíes guardan silencio sobre tales derrotas y se niegan a anunciar la cantidad de daños causados a sus sistemas.

Las autoridades iraníes, en reiteradas ocasiones, han manifestado que no descartan usar cualquier medio, ya sea el ciberespacio u otras armas, para defenderse de los ataques cibernéticos de sus enemigos, incluyendo a Estados Unidos o Israel.

nrl/jay/mkh