• El canciller de Irán, Hosein Amir Abdolahian (drcha.) y su par nicaragüense, Denis Moncada, en una reunión en Nueva York, 23 de septiembre de 2021.
Publicada: viernes, 28 de enero de 2022 19:20

El ministro iraní de Asuntos Exteriores subraya que su país está interesado en ampliar aún más sus cooperaciones bilaterales en diversos ámbitos con Nicaragua.

En una conversación telefónica mantenida este jueves, el canciller iraní, Hosein Amir Abdolahian, y su homólogo nicaragüense Denis Moncada, han intercambiado puntos de vista sobre el desarrollo y fortalecimiento de las relaciones y cooperaciones bilaterales entre ambos países.

El jefe de la Diplomacia persa ha felicitado la victoria del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en las recientes elecciones presidenciales en Nicaragua que tuvo lugar el pasado 7 de noviembre y ha resaltado la disposición de Teherán para desarrollar y estrechar su cooperación con Managua.

En este marco, el alto diplomático iraní ha señalado que la presencia del vicepresidente iraní para Asuntos Económicos, Mohsen Rezai, en la ceremonia de investidura del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, es la evidencia de que a Irán le interesa desarrollar sus lazos bilaterales con los países latinoamericanos, sobre todo con Nicaragua.

 

“Afortunadamente, las relaciones políticas entre los dos países están en buenas condiciones y espero que podamos extender aún más la cooperación económica entre los dos países al corto plazo”, ha precisado Amir Abdolahian para luego invitar a Moncada a hacer una vista a Irán.

Por su parte, el canciller nicaragüense ha transmitido los saludos cordiales del presidente Ortega a su homólogo iraní, Seyed Ebrahim Raisi, y ha mostrado además la disposición de su país para implementar los acuerdos logrados entre ambos países en varios sectores de la economía, incluyendo la medicina, la ciencia, la tecnología y la industria.

La Revolución Islámica de Irán y la Revolución Sandinista de Nicaragua mantienen relaciones muy cercanas entre sus Gobiernos desde el triunfo de sus revoluciones en 1979. Los dos países, conocidos por sus posturas antihegemónicas y antimperialistas, han sido objeto de injerencias y de un régimen duro de sanciones por parte de Estados Unidos.

rth/hnb