• Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su vicepresidenta, Rosario Murillo, en una ronda de diálogos con la oposición. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 8 de enero de 2021 8:46

Nicaragua reacciona ante los disturbios ocurridos en EE.UU., mencionando que el país vive el “derrumbe del mito de la perfección” democrática.

La vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, declaró el jueves, a través de una alocución, su solidaridad con el pueblo estadounidense tras los caos provocados el miércoles por los simpatizantes del todavía presidente de EE.UU., Donald Trump, luego de que irrumpieran en el Capitolio de Washington e intentaran detener una sesión conjunta en la que se confirmaba el triunfo del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre, un incidente que causó muertos y heridos.

Al respecto, afirmó que Estados Unidos estaba viviendo “el derrumbe del mito de la perfección, porque lo que el planeta entero vio es la violación de la ley, al respeto al principio democrático que tanto se ufana Estados Unidos en pregonar”. Además, subrayó que lo que ocurrió en EE.UU., no es más que consecuencias de la arrogancia y la vanidad, las que son propias de su racismo y supremacismo.

Asimismo, Murillo aseguró que el derrumbe del mito de la perfección se vio impulsado por el propio mandatario del país y que esa negación a las leyes se refleja en la crisis que existe en la sociedad norteamericana. “Promovido, exaltado, y lo vimos impulsado, por la Presidencia de los Estados Unidos, eso es lo más increíble, incitado, la violencia, que es expresión del odio”, alegó.

 

La Casa Blanca impuso sanciones a la vicepresidenta, también primera dama, de Nicaragua en noviembre de 2018, que bloquean las propiedades o activos que tenga en EE.UU., prohíbe su entrada a ese país, de igual forma se le prohíbe a cualquier empresa o ciudadano norteamericano realizar negociaciones con Murillo. No obstante, la vicepresidenta en diversas ocasiones ha reiterado que su país no volverá a ser esclavo, ni se rendirá ante embargos estadounidenses.

También, el jefe de Estado de Nicaragua, Daniel Ortega, criticó en diciembre pasado las declaraciones del magnate neoyorquino sobre sus alegatos de “fraude” en los comicios presidenciales y su negativa a aceptar su derrota ante Biden. “¡Fraude en Estados Unidos!, y no es de ahora, en varias elecciones han salido esas acusaciones […], es que tienen un sistema electoral donde el voto del pueblo no vale”, aseveró en esa oportunidad.

También, destacó que, aunque los europeos y los mismos yanquis acusan a Nicaragua de consolidar la dictadura, realmente una dictadura y una tiranía del poder económico y militar existe en los Estados Unidos.

mdh/ktg/mjs