• El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante un discurso en Managua (capital), 19 de julio de 2018.
Publicada: miércoles, 25 de julio de 2018 17:19

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció ayer martes su disposición a dialogar con el presidente de EE.UU., Donald Trump, para resolver conflictos.

“Estamos nosotros dispuestos a conversar no solamente con ellos (los miembros de la Conferencia Episcopal y los empresarios), sino con todos. ¿Están dadas las condiciones? Yo diría que hay que crearlas. Hay que crearlas, porque todavía en este momento los mensajes que han salido no ayudan a crear esas condiciones, sino que más bien tienden a alejar esas condiciones”, declaró el jefe de Estado nicaragüense.

Entrevistado por el canal venezolano Telesur, al preguntarle si un diálogo con Trump es posible, Ortega dijo que sería “ideal” poder conversar con su homólogo estadounidense para frenar su “política intervencionista”.

Además, el gobernante nicaragüense manifestó su voluntad de “diálogo, entendimiento y consenso” para alcanzar acuerdos, por lo que aseguró estar dispuesto a hablar también con los empresarios y con la Conferencia Episcopal.

Estamos nosotros dispuestos a conversar no solamente con ellos (los miembros de la Conferencia Episcopal y los empresarios), sino con todos. ¿Están dadas las condiciones? Yo diría que hay que crearlas. Hay que crearlas, porque todavía en este momento los mensajes que han salido no ayudan a crear esas condiciones, sino que más bien tienden a alejar esas condiciones”, declaró el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

 

Nicaragua está viviendo una situación alarmante desde que el 18 de abril estalló una ola de violencia por la entrada en vigor de una polémica reforma del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS), después revocada, que incluía un incremento de la contribución de empresas y trabajadores.

Ortega insiste en que las similitudes que presentan estas manifestaciones con las ocurridas en Venezuela durante 2017, evidencian que hay un “financiamiento” para trasladar esa experiencia a Nicaragua.

“Allí están los congresistas, allí están los senadores que sienten como que es un deber de ellos acabar con el sandinismo. Vemos con estos congresistas, cómo estos senadores marcan claramente a Cuba, a Venezuela a Nicaragua”, dijo a Telesur.

El presidente centroamericano anunció su voluntad de conversar con el magnate norteamericano, después de haber acusado en reiteradas ocasiones a la Administración de Washington de impulsar la violencia en su país.

fgh/mla/alg/mkh

Comentarios