• Detenciones masivas de los migrantes en frontera sur de México
Publicada: sábado, 25 de enero de 2020 2:28
Actualizada: sábado, 25 de enero de 2020 3:29

La frontera sur mexicana vuelve a vivir una crisis por el intento de cientos de migrantes centroamericanos para ingresar a México de manera ilegal.

Una nueva caravana de cientos de migrantes centroamericanos ingresó a México, ante la ausencia de elementos de la Guardia Nacional. Los migrantes formaron de inmediato una columna y caminaron hacia el norte de Chiapas, un estado al sur de México, con la intención de llegar a la frontera sur de Estados Unidos. Hasta el momento, no han sido detenidos por las fuerzas de seguridad mexicanas.

El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que ha reaccionado con mesura y otorgando facilidades legales a los migrantes para su estancia en México a pesar de que el lunes pasado se vieron momentos muy tensos cuando los migrantes intentaron entrar por la fuerza.

El intento de ingreso ilegal de unos mil centroamericanos fue violento. Lanzaron piedras a elementos de la Guardia Nacional, quienes intentaron evitar el avance por territorio mexicano.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo que México es parte del Pacto de Migración de Marruecos que dicta una migración ordenada, segura y regular, por lo que se respetan los derechos humanos de los migrantes. Sin embargo, el lunes pasado, hubo enfrentamientos a piedras y palos entre los centroamericanos y la Guardia Nacional.

Ante el evidente contraste entre lo sucedido en la frontera y las declaraciones oficiales, Olga Sánchez Cordero explicó que se garantizará el ingreso ordenado de los migrantes.

Esta nueva caravana formada por guatemaltecos, salvadoreños y nicaragüenses, avanza por el sur de México de manera pacífica, pero una vez más fue detenida por la Guardia Nacional.

A pesar de lo que vivieron en la frontera sur de México, los migrantes no han vivido lo más difícil. Estados Unidos ha reforzado sus cruces fronterizos, con equipo de alta tecnología y el destino de estas personas puede ser una larga espera en albergues mexicanos.

Arturo Calvillo, Ciudad de México.

mhn/mkh

Comentarios