• Fuerzas populares iraquíes disparan contra el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe).
Publicada: viernes, 4 de diciembre de 2015 16:14

Altos mandos de las fuerzas populares de Irak acusan a EE.UU. de obstaculizar el comienzo de la última fase de las operaciones destinadas a recuperar la ciudad de Ramadi, en control de Daesh.

Los regateos y presiones de Estados Unidos al Gobierno de Bagdad (capital iraquí) han impedido realizar la operación de liberación de Ramadi”, capital de la provincia occidental de Al-Anbar dominada por el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), denunció el jueves un comandante del batallón Seyed al-Shohada, Abu Yusef al-Jazali.

Los regateos y presiones de Estados Unidos al Gobierno de Bagdad (capital iraquí) han impedido realizar la operación de liberación de Ramadi”, denuncia un comandante del batallón Seyed al-Shohada, Abu Yusef al-Jazali.

Según informa el corresponsal de la agencia iraní de noticias Farsnews en Bagdad, Al-Jazali subrayó que Washington intenta obligar a Bagdad a dejar de usar fuerzas populares en las operaciones contra EIIL.

Por otra parte, el portavoz de la organización iraquí Badr y alto comandante de los combatientes tribales conocidos como Al-Hashad Al-Shabi, Karim al-Nuri, ha declarado a Farsnews que la intromisión de la Casa Blanca en la lucha contra Daesh dificulta la victoria frente a los takfiríes y su expulsión de las estratégicas ciudades de Ramadi y Faluya, ambas en la provincia de Al-Anbar.

"Estados Unidos no sacrificará ni uno de sus soldados por Irak, y su actual intervención en los asuntos del Gobierno es un complot para desintegrar a Irak", advirtió Al-Nuri.

Karim al-Nuri, dirigente de las fuerzas voluntarias de Irak.

 

El ministro de Asuntos Exteriores de Irak, Ibrahim al-Yafari, declaró en septiembre que su país no necesita tropas extranjeras, sino apoyo logístico y equipos militares, y aseguró que el propio Ejército y las fuerzas populares iraquíes son capaces de derrotar al EIIL, grupo terrorista que desde hace más de un año tiene bajo su control algunas zonas de esa nación árabe.

También el primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, ha insistido en que Bagdad no necesita soldados estadounidenses para expulsar a los terroristas de su territorio.

Las fuerzas iraquíes han cosechado ya, por sí solas, importantes logros en la lucha contra los extremistas takfiríes.

bhr/mla/mrk

Comentarios