• La embajadora de EE.UU., Laura Farnsworth Dogu, habla con la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, y su canciller Enrique Reina, 12 de abril de 2022.
Publicada: miércoles, 4 de mayo de 2022 7:32

El canciller hondureño, Enrique Reina, califica de “desacertada” la opinión de la embajadora estadounidense en Tegucigalpa sobre el plan de reforma energética.

El martes, la embajadora de Estados Unidos en Tegucigalpa (capital de Honduras), Laura Fansworth Dogu, alertó sobre el efecto que tendrá la reforma energética propuesta por el Ejecutivo hondureño en la inversión extranjera y la independencia de la agencia reguladora calificándolo como un plan “crítico” para el desarrollo económico.

En reacción, el jefe de la Diplomacia hondureña expresó su preocupación por la opinión “desacertada” de la titular norteamericana al respecto y consideró la medida hondureña sobre la reforma eléctrica como una oportunidad para luchar contra corrupción y pobreza.

“La reforma energética es urgente como Estado, combate una situación heredada de corrupción y pobreza. Nos preocupa su desacertada opinión sobre política interna, la que no contribuye a las buenas relaciones con EE.UU.”, apostilló en su cuenta de Twitter.

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, presentó ante el Congreso Nacional el decreto que contiene la ley especial para garantizar el servicio de electricidad como un bien público de seguridad nacional y un derecho humano de naturaleza económica y social.

De acuerdo con el Gobierno, este proyecto promueve un servicio de energía eléctrica con precios justos, además de resolver la deuda acumulada de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), que ronda 3060 millones de dólares.

También el anteproyecto estipula la posibilidad de renegociar los contratos entre los generadores privados de energía y la ENEE y advierte de que, si no reducen la tarifa, el Estado podría asumir el control de sus plantas tras el pago de un justiprecio de las mismas.

mmo/ncl/rba