• Ortega: Trump no abrirá frontera a caravana y México la acogerá
Publicada: lunes, 22 de octubre de 2018 1:48
Actualizada: lunes, 22 de octubre de 2018 20:16

El presidente de EE.UU., Donad Trump, no abrirá la frontera sureña de su país y dejará detrás a la caravana de migrantes, estima un analista en temas políticos.

Desde Ciudad de México, Joaquín Ortega García ha atendido este domingo una entrevista con HispanTV sobre lo que podría enfrentar la caravana de migrantes centroamericanos a su llegada a la frontera de México con EE.UU.

“Por desgracia, lo que es más probable es que cuando la caravana llegue a la frontera con EE.UU. le pase lo mismo que le pasó a los migrantes de Haití, que para bien o para mal, México ha tenido que absorber y ahora son parte de la población de Tijuana (sur)”, evalúa Ortega y recalca que “lo más probable es que Donad Trump no abra la frontera a la caravana migrante”.

Huyendo de la inseguridad y la falta de empleo, una caravana de tres mil migrantes, en su mayoría hondureños, con bebés y niños, partió el 13 de octubre desde San Pedro Sula, y avanza este domingo desde Ciudad Hidalgo, en el sureño estado mexicano de Chiapas, con dirección a EE.UU., tras haber librado la frontera con Guatemala, desafiando advertencias de México y Washington de no entrar a sus territorios. 

Por desgracia, lo que es más probable es que cuando la caravana llegue a la frontera con EE.UU. le pase lo mismo que le pasó a los migrantes de Haití, que para bien o para mal, México ha tenido que absorber y ahora son parte de la población de Tijuana (sur). Lo más probable es que Donad Trump no abra la frontera a la caravana migrante”, opina el analista de temas políticos Joaquín Ortega García.  

Para Ortega, tal como lo considera José Egido, otro experto consultado también por HispanTV, el problema migratorio tiene su raíz en el golpe de Estado en Honduras de 2009 contra el Gobierno legítimo de Manuel Zelaya que se ejecutó con “el apoyo del entonces presidente estadounidense Barack Obama y su secretaria de Estado, Hillary Clinton”.

En el peor de los escenarios, nada plausible, Washington podría cerrar el paso de los mexicanos al territorio estadounidense. “Sabemos que hay una gran población que están a los dos lados de la frontera y que viven del intercambio constante. No creo que lleguemos a eso porque sería terrible para EE.UU. pero catastrófico para México”, indica el experto.

Además, considerando que México está en una transición política, Ortega ve probable que el nuevo Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que asumirá el cargo a partir del 1 de diciembre, va a aceptar la migración hondureña como un problema propio de México.

Trump, conocido por su política antimigrantes, no ha descartado volver a aplicar la política de separaciones de familias, que tanta polémica levantó en junio, cuando más de 2500 menores fueron separados de sus padres.

Fuente: HispanTV Noticias

ncl/lvs/ftn/alg

Comentarios