• Una camioneta espía, propiedad de un exoficial de inteligencia israelí, que fue detenida en Chipre.
Publicada: domingo, 17 de noviembre de 2019 16:54

La Policía de Chipre incautó una camioneta israelí, equipada con avanzados instrumentos de vigilancia, por, supuestamente, realizar actividades de espionaje.

La Policía chipriota confiscó el sábado una “camioneta espía” equipada con un sofisticado equipo de vigilancia, capaz de piratear las comunicaciones, e interrogó a su dueño israelí, ha informado este domingo el diario israelí The Times of Israel.

Los equipamientos presentes en la camioneta están valorados en casi nueve millones de dólares y pueden monitorear e interceptar, en un radio de 500 metros, los teléfonos fijos y móviles.  

Las autoridades chipriotas registraron la oficina de la empresa israelí cuyo presidente es dueño del vehículo detenido y han iniciado las oportunas investigaciones.

El jefe de policía Kypros Michaelides indicó el sábado que estaban interrogando también a los accionistas chipriotas de la empresa, además de indagar cómo pudo una camioneta cargada con equipamiento tan avanzado entrar en el país.

La Policía chipriota dio curso a las investigaciones después que la prensa local reprodujera un informe de la revista Forbes sobre el israelí, al que identificó como un exagente de inteligencia, que exhibía la camioneta y sus equipos de espionaje.

 

Israel espía a todo el mundo, incluso a su máximo aliado, EEUU

A la hora de llevar a cabo actividades de espionaje, el régimen de Israel no conoce líneas rojas, pues incluso espía a sus aliados, como es el caso de EE.UU. El pasado mes de septiembre, el diario estadounidense Politico acusó a Israel de colocar “misteriosos” dispositivos de espionaje en teléfonos móviles, llamados StingRays, que se encontraron cerca de la Casa Blanca y otros lugares sensibles alrededor de Washington.

El Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) y otros organismos que trabajan en este caso, barajan la idea de que fueron agentes israelíes los que colocaron dichos artilugios.

El régimen israelí espía a la Casa Blanca y al presidente de EE.UU., Donald Trump, pese a que el magnate republicano, desde su llegada al poder en 2017, ha hecho lo imposible por demostrar su lealtad a Israel: reconoció la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) como la capital israelí y la soberanía israelí sobre el lado ocupado de los altos sirios del Golán, además de reactivar las sanciones contra Irán, tal y como deseaba el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

 mkh/anz/hnb

Comentarios