• Donald Tusk (dcha.), presidente del Consejo Europeo, y el primer ministro belga Charles Michel en una reunión en Bélgica, 23 de marzo de 2018.
Publicada: miércoles, 9 de mayo de 2018 5:59
Actualizada: jueves, 10 de mayo de 2018 6:32

La decisión unilateral del presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre la salida de Washington del acuerdo nuclear suscrito entre Irán y el Grupo 5+1 ha provocado la reacción crítica de muchas autoridades de Europa, preocupadas por las consecuencias que conllevaría.

El primer ministro de Bélgica, Charles Michel, ha condenado la decisión del magnate neoyorquino y ha llamado a la Unión Europea (UE) y sus socios internacionales a seguir con sus compromisos estipulados en el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), nombre oficial del pacto rubricado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Rusia, Francia y China, más Alemania).

“La desaparición del JCPOA significa más inestabilidad o guerra en Oriente Medio. Yo lamento mucho la salida de Donald Trump del acuerdo”, ha expresado en un mensaje escrito en la madrugada de hoy miércoles en su cuenta en Twitter.

El vice primer ministro y el canciller de Irlanda, Simon Coveney, ha señalado que “se siente profundamente desanimado” por el anuncio del Gobierno estadounidense y ha pedido a la Administración de Trump que revise la decisión.

“Irlanda, junto a sus aliados europeos y la opinión pública internacional, ha declarado claramente que el acuerdo nuclear es un significativo logro diplomático y todas las partes firmantes deben ponerlo en práctica completamente”, ha reiterado el ministro de Exteriores irlandés.

La desaparición del JCPOA (acuerdo nuclear suscrito entre Irán y el Grupo 5+1 en 2015) significa más inestabilidad o guerra en Oriente Medio. Yo lamento mucho la salida de Donald Trump del acuerdo”, ha denunciado Charles Michel, primer ministro de Bélgica.

 

Noruega, por su parte, ha censurado la postura de Trump hacia el tratado alcanzado y le ha llamado a permanecer en el acuerdo. La ministra de Exteriores del país escandinavo, Ine Marie Eriksen Søreide, ha tuiteado su preocupación por las consecuencias de la decisión de Washington.

La canciller de Austria es otra autoridad política que ha alertado sobre la medida. Karin Kneissl, la jefa de la Diplomacia austriaca, ha considerado necesario analizar la decisión del inquilino de la Casa Blanca y ha urgido a todas las partes involucradas a evitar acciones que hagan más inestable la región de Oriente Medio.

Entre tanto, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha afirmado en Twitter que las políticas del presidente de EE.UU. sobre el acuerdo nuclear y el caso de las relaciones comerciales con el país persa supondrán un trámite íntegro de la Unión Europea.

Entre los socios firmantes del acuerdo Teherán-G5+1, EE.UU. es el único detractor del mismo. Mientras tanto, otros países, así como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), han advertido a Washington de que no intente sabotearlo, llamándolo un pilar de paz y estabilidad regional e internacional, y un pacto multilateral, que no puede ser terminado simplemente por una de las partes.

msm/ktg/msf

Comentarios