• Dos empleados de Al-Mayadeen en una jornada de trabajo.
Publicada: miércoles, 4 de noviembre de 2015 10:53

El proveedor de satélite Arabsat, con sede en Riad, la capital saudí, está presionando al Gobierno de El Líbano para que suspenda la transmisión de la cadena televisiva libanesa Al-Mayadeen.

Las autoridades saudíes, que anteriormente habían presionado a Arabsat y a la compañía egipcia de satélites Nilesat, para que suspendan la transmisión de la cadena iraní en lengua árabe Al-Alam, actualmente han comenzado una campaña contra Al-Mayadeen, cadena libanesa que tiene buena acogida en la opinión pública del mundo árabe, han informado este miércoles varios medios locales.

Según el diario libanés Al-Safir, el proveedor de satélite Arabsat, con el fin de detener las actividades de Al-Mayadeen, ha amenazado a las autoridades libanesas con revocar el contrato bilateral y transferir su estación de transmisión desde el territorio libanés a una región en Jordania.

De acuerdo al informe de Al-Safir, Arabsat ha enviado ya varias cartas al Ministerio de Telecomunicaciones de El Líbano y ha exigido a la Cartera libanesa castigar a Al-Mayadeen por criticar a los países árabes.

Según un funcionario de Al-Mayadeen, citado por Al-Safir, la cadena libanesa recibió una misiva de advertencia de Arabsat después de que un invitado iraní en un programa esclareciera diversas dimensiones de la tragedia de la estampida en Mina, registrada el pasado 24 de septiembre a las afueras de la ciudad saudí de La Meca.

Analistas opinan que la actitud beligerante de Arabsat ante Al-Mayadeen se debe al éxito que ha tenido la cadena libanesa en aclarar las realidades en torno a los acontecimientos regionales.

La reportera Hana Mahamid, de la cadena libanesa Al-Mayadeen, tras sufrir en la cara el impacto de una granada de aturdimiento lanzada por las fuerzas israelíes, 5 de octubre de 2015.

 

Al-Safir ha puesto de relieve que la presión contra Al-Mayadeen se ha realizado, entre otras, en el marco de las medidas del régimen saudí para callar las voces que revelan las agresiones de Al-Saud contra la nación yemení.

Si bien la propiedad de Arabsat está compartida entre los países miembros de la Liga Árabe, el régimen saudí es dueño del 36 por ciento de esta compañía satelital.

Al-Mayadeen fue creada en el 11 de enero de 2012, casi un año después del comienzo de los levantamientos populares en el mundo árabe, bien conocidos como el Despertar Islámico.

Cabe mencionar que bajo las presiones del lobby sionista, varias empresas satelitales occidentales y árabes han adoptado ese tipo de medidas contra la libertad de expresión y en reiteradas ocasiones han sacado del aire a Al-Alam y otros canales internacionales iraníes, entre ellos, PressTV, en inglés, y HispanTV, en español.

hnb/ktg/hnb

Comentarios