• Candidatura a la Presidencia de El Líbano, Michel Aoun.
Publicada: jueves, 3 de septiembre de 2015 11:00

El Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) sostuvo el miércoles que la principal razón por la que el país no tiene un presidente es Arabia Saudí.

“Arabia Saudí pone obstáculos contra la elección del cristiano Michel Aoun como el presidente del país”, aseguró el responsable de Hezbolá en la región oriental de Becá, Mohamad Yaghi.

Arabia Saudí pone obstáculos contra la elección del cristiano Michel Aoun como el presidente del país”, reitera el responsable de Hezbolá en la región oriental de Becá, Mohamad Yaghi.

El Líbano sigue sufriendo un vacío de poder, desde que el mandato del presidente Michel Suleiman culminó en mayo de 2014. Las formaciones políticas de este país árabe discrepan en numerosas cuestiones internas y externas, lo que ha bloqueado la elección de un nuevo mandatario.

El funcionario de Hezbolá se refirió además a la crisis de recogida de basura en El Líbano, para después criticar que el país se encuentra en la crisis porque la clase política del país busca hacerse con su propia parte, incluso en la basura.

Yaghi mostró su esperanza de que todos los espectros políticos libaneses den luz verde a la iniciativa del presidente del Parlamento de El Líbano, Nabih Berri, empezando así un diálogo serio entre todas las partes y los principales elementos de la sociedad.

Una de las más importantes reivindicaciones de los partidarios de Aoun, que se movilizaron en la misma jornada en la ciudad capitalina de Beirut, es la necesidad de elegir a un presidente poderoso para El Líbano.

Mientras tanto, Aoun convocó a sus partidarios a concentrarse el venidero viernes en la plaza de Riad al-Solh, en el centro de Beirut.

Miles de personas se congregaron el 23 de agosto en Beirut para protestar por la actual crisis de recogida de basura que viven algunas zonas del país; las fuerzas de seguridad utilizaron gases lacrimógenos, cañones de agua y bombas de sonido para dispersar las protestas.

Las fuerzas de seguridad libanesas se enfrentan con los manifestantes en Beirut.

 

Al día siguiente, al menos una persona murió y varias decenas, entre manifestantes y fuerzas de seguridad, resultaron heridas durante los enfrentamientos.

También, el 19 de agosto último, dos manifestantes resultaron heridos en otra manifestación similar, que comenzó tras el cierre del vertedero de Naame, el pasado 17 de julio, y el fin del contrato con la sociedad Sukleen encargada de recoger la basura.

Esto afecta sobre todo a las regiones de Beirut (capital) y Monte Líbano, en el centro del país, mientras, hasta ahora, el Gobierno ha fracasado en encontrar soluciones alternativas, debido a las divergencias entre las fuerzas políticas.

zss/ktg/mrk

Comentarios