• Inauguran estatua de Soleimani cerca de tierras ocupadas por Israel
Publicada: domingo, 16 de febrero de 2020 1:51
Actualizada: domingo, 16 de febrero de 2020 3:29

El Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) ha erigido una estatua del general Soleimani en las fronteras de los territorios ocupados por Israel.

En una ceremonia celebrada este sábado en la ciudad de Marun Al-Ras, ubicada en el sur de El Líbano, fue inaugurada una gran estatua del prominente comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el teniente general Qasem Soleimani, asesinado el pasado 3 enero en un ataque de EE.UU.

Una grabación, circulada en los medios locales, muestra la escultura de Soleimani con una mano apuntando hacia las tierras ocupadas y una bandera izada sobre su estatua en ls que se lee: “Pronto rezaremos en Al-Quds (Jerusalén)”.

En dicha ceremonia participaron varios destacados cargos del Gobierno libanés y de Hezbolá, cuyos líderes han advertido una “respuesta aplastante” contra cualquier acto hostil de EE.UU. y su aliado israelí contra las fuerzas de Resistencia en la región.

“El martirio del general Soleimani jamás ha debilitado al Eje de Resistencia, más bien, su sangre pura y la de sus compañeros nos ha fortalecido para enfrentarnos al enemigo sionista”, ha comentado el jefe del Consejo Ejecutivo de Hezbolá, Hashem Safi al-Din.

El teniente general Soleimani, fue asesinado, junto con el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y varios de sus compañeros, en un ataque aéreo en Bagdad, la capital de Irak, por orden directa del presidente de EE.UU., Donald Trump.

Varios analistas concluyeron que su asesinato fue diseñado por los servicios de espionaje israelíes, debido al fracaso de las políticas de Washington y el régimen de Tel Aviv ante el Eje de Resistencia.

Safi al-Din, no obstante, ha destacado que este acto criminal de EE.UU. resultará en la liberación de los territorios palestinos de la ocupación israelí. “Desde su establecimiento en 1982, el Eje de Resistencia se fortalece a diario y un día alcanzará su objetivo final que es la liberación total de Palestina y de la ciudad sagrada de Al-Quds”, ha sostenido.

Tras el asesinato de Soleimani, el líder de Hezbolá, Seyed Hasan Nasralá, prometió una dura venganza y advirtió de que los soldados estadounidenses volverán a casa en ataúdes, si no se retiraran de la región. 

Irán lanzó el 8 de enero ataques de represalia contra bases estadounidenses en Irak; sin embargo, consideró la operación de una bofetada y dijo que la verdadera venganza por el asesinato de Soleimani sería la salida de EE.UU. de Asia Occidental.

myd/ncl/rba

Comentarios