• El muro levantado por Israel cerca de la frontera de El Líbano en el pueblo de Adaisseh, 16 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 11 de enero de 2019 16:48

El Líbano demandará a Israel ante las Naciones Unidas por construir a lo largo de su frontera un muro que constituye un “ataque” a su soberanía.

“El Ministerio condena el nuevo ataque israelí a la soberanía libanesa mediante la construcción de un muro y edificios en territorio libanés”, ha comunicado este viernes el Ministerio libanés de Asuntos Exteriores.

La nota se ha emitido después de que Israel colocase ayer jueves a lo largo de la línea de demarcación, cerca de la ciudad libanesa de Adaisseh, 25 bloques de cemento, seis de ellos en puntos de El Líbano ocupados por el régimen de Tel Aviv, a fin de erigir un muro fronterizo. 

El canciller libanés, Yebran Basil, ha ordenado presentar por ello una queja contra el régimen en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) por “violaciones” de su soberanía “que amenazan la estabilidad del sur libanés y de la región (del oeste de Asia)”, indica el texto.

En el texto se denuncia la medida israelí como “violación flagrante de la resolución 1701”, aprobada en agosto de 2006 en el Consejo de Seguridad para determinar las condiciones del alto el fuego que puso fin a la Segunda Guerra de El Líbano.

El Ministerio (de Asuntos Exteriores de El Líbano) condena el nuevo ataque israelí a la soberanía libanesa mediante la construcción de un muro y edificios en territorio libanés”, comunica la Cancillería libanesa.

 

Las autoridades libanesas han advertido de que movilizarán sus esfuerzos a nivel regional e internacional para bloquear la construcción de ese muro por Israel.

El Consejo Superior de Defensa (CSD) libanés reafirmó en esta línea ayer jueves su compromiso de proteger “cada centímetro de las tierras y aguas” del territorio nacional.

El Ejército libanés emitió a su vez un comunicado en el que advierte de que las acciones israelíes podrían desencadenar una “reanudación de hostilidades” y enfatiza la necesidad de que Israel se retire por completo de las granjas de Shebaa (un pequeño territorio ubicado entre Siria, El Líbano y Palestina ocupada), las no muy lejanas colinas de Kfar Shuba y el pueblo de Qayar.

Israel lleva a cabo desde principios de diciembre su operación Escudo del Norte cerca de frontera libanesa para desmantelar supuestos túneles del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá). Beirut considera la operación el preludio de una nueva agresión.

El Gobierno libanés ha denunciado en múltiples ocasiones la violación de su espacio aéreo por aviones israelíes, incursiones de las que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reclama el “cese inmediato”.

tqi/mla/tmv/alg

Comentarios