• Combatiente de Hezbolá hace guardia en una torre de vigilancia en Arsal en la frontera entre Siria y El Líbano, 29 de julio de 2017. (Foto: Reuters).
Publicada: lunes, 17 de septiembre de 2018 17:52
Actualizada: lunes, 17 de septiembre de 2018 20:44

El Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) se ha vuelto más poderoso tras su participación en los más de siete años de la guerra en Siria.

“Aunque Hezbolá haya sufrido bajas en Siria y haya perdido a unos 2000 combatientes, ha ganado una valiosa experiencia de combate, ha mejorado sus capacidades de interoperabilidad y su destreza en el manejo de nuevos sistemas de armas”, así resalta un informe publicado este lunes por la compañía de inteligencia y seguridad estratégica Soufan Group, con sede en Nueva York (EE.UU.).

El texto destaca que los combatientes de Hezbolá han progresado significativamente durante las operaciones desarrolladas de manera conjunta con el Ejército de Damasco contra los grupos armados y terroristas en las provincias de Alepo (noroeste), Daraa (suroeste), Damasco (suroeste), Latakia (este), así como otras partes de Siria.

Además, indica que la guerra en Siria ha permitido a la Resistencia libanesa “solidificar su relación con otros aliados tradicionales como Irán” y hacer nuevas alianzas con países como Rusia.

Desde el inicio de la crisis en Siria en 2011, los combatientes de Hezbolá han apoyado al Ejército sirio en sus operaciones contra las bandas extremistas en diferentes puntos del país, en especial contra el EIIL (Daesh, en árabe) y el Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham).

Aunque Hezbolá haya sufrido bajas en Siria y haya perdido a unos 2000 combatientes, ha ganado una valiosa experiencia de combate, ha mejorado sus capacidades de interoperabilidad y su destreza en el manejo de nuevos sistemas de armas”, resalta un informe publicado por la compañía de inteligencia y seguridad estratégica Soufan Group.

 

“Durante su despliegue en Siria, Hezbolá obtuvo una invaluable experiencia en el terreno (…) y en la lucha contra otros adversarios aparte de Israel, su enemigo más conocido. Además, se enfrentó con actores no estatales, incluidos grupos altamente capaces, como Daesh”, agrega el informe.

Las autoridades de Damasco han apreciado en retiradas ocasiones la ayuda de sus aliados como Rusia, Irán y Hezbolá en su batalla contra el terrorismo, al tiempo que han resaltado que estas fuerzas no se retirarán de Siria hasta la eliminación completa de los terroristas.

myd/ctl/mkh/hnb

Comentarios