• Titular de la ONU, Antonio Guterres, pronuncia un discurso en El Cairo, capital egipcia, 2 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 2 de abril de 2019 22:19

El titular de la ONU, Antonio Guterres, alerta sobre el aumento del discurso de odio contra los musulmanes tras el ataque a las mezquitas en Nueva Zelanda.

“En todo el mundo, estamos viendo un creciente odio antimusulmán, antisemitismo, racismo y xenofobia. Lo vemos extenderse en las democracias liberales y también en los estados autoritarios”, ha aseverado el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En un discurso pronunciado este martes en la Universidad Al-Azhar de El Cairo, la capital egipcia, el máximo responsable de la ONU ha subrayado que el sentimiento antimusulmán está “entrando en la corriente principal, extendiéndose como un incendio en las redes sociales”.

A este respecto, Guterres ha recordado el ataque terrorista perpetrado el pasado 15 de marzo por un supremacista blanco contra las mezquitas en Christchurch, en Nueva Zelanda, donde murieron 50 personas y otras 48 resultaron heridas.

En todo el mundo, estamos viendo un creciente odio antimusulmán, antisemitismo, racismo y xenofobia. Lo vemos extenderse en las democracias liberales y también en los estados autoritarios”, ha aseverado el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

 

El representante del organismo internacional ha leído pasajes del Corán y ha calificado de ejemplo a seguir la reciente visita del papa Francisco a Abu Dabi, la capital emiratí, por lo que ha llamado a promover los aspectos que “unen” a grupos sociales o religiosos diferentes.

“En este tiempo de dificultades y división, debemos estar juntos y protegernos mutuamente. Nada justifica el terrorismo, y se vuelve particularmente espantoso cuando se invoca la religión. Debemos defender y promover la dignidad humana y los derechos humanos universales”, ha pedido.

Tras la masacre en Nueva Zelanda, miles de personas realizaron manifestaciones de protesta en diferentes países, entre ellos Turquía, Marruecos, Canadá y Australia para condenar la islamofobia.

El atacante, un australiano identificado como Brenton Tarrant, se describió a sí mismo en un manifiesto de 74 páginas como “xenófobo”, “fascista” y admirador del presidente de EE.UU., Donald Trump.

mjs/ctl/rba

Comentarios