• Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, habla en el Departamento de Estado en Washington D.C., 7 de enero de 2022. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 10 de enero de 2022 7:21
Actualizada: lunes, 10 de enero de 2022 8:36

EE.UU. acusa a Rusia de tener como objetivo restaurar la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), ganando más influencia sobre los exestados miembros.

Creo que es correcto, creo que ese es uno de los objetivos del presidente Putin, y es volver a ejercer una esfera de influencia sobre países que antes formaban parte de la Unión Soviética”, denunció el domingo el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, en una entrevista concedida a la cadena CNN.

De esta manera, confirmó los alegatos del exsecretario estadounidense de Defensa Leon Panetta, quien una vez dijo que el presidente ruso, Vladímir Putin, aspiraba restaurar la antigua Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

A juicio de Blinken, el deseo del país centroasiático es “inaceptable” y debe abordarse, dado que un mundo de esferas de influencia era una “receta para la inestabilidad, una receta para el conflicto, una receta que condujo a guerras mundiales”.

 

El alto funcionario estadounidense volvió a acusar a Rusia, mientras las autoridades rusas han descartado una y otra vez la posibilidad de reconstrucción de la antigua URSS.

“Primero, incluso si alguien quisiera hacer esto, sería imposible. En segundo lugar, nunca hemos demostrado ninguna ambición imperial. El tren se ha ido”, aseveró en el pasado diciembre la presidenta del Consejo de la Federación Rusa, Valentina Matvienko.

EEUU ve difícil alcanzar un progreso real en reuniones con Rusia

Refiriéndose a las reuniones entre Washington y Moscú, previstas para este lunes en Ginebra (Suiza), el secretario subrayó la dificultad de un progreso real, en el medio de la escalada de tensiones bilaterales, especialmente sobre Ucrania.

Al llamar a Rusia a tomar medidas para “desescalar”, advirtió que el país norteamericano está preparado para “tratar muy resueltamente con Rusia si elige la confrontación”.

La Casa Blanca y el Kremlin viven unas relaciones tensas por varias razones, entre ellas, el despliegue de las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), liderada por EE.UU. cerca de las fronteras rusas. No obstante, Rusia considera estos actos como una provocación y alerta de una “respuesta militar” si el bloque militar no cesa su expansionismo cerca de las fronteras del país euroasiático.

mdh/mkh