• El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, ofrece un discurso en Maryland, 9 de agosto de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 22 de agosto de 2021 15:02
Actualizada: domingo, 22 de agosto de 2021 18:06

Estados Unidos sale en apoyo de Lituania ante lo que considera las presiones de China, debido a la decisión del país europeo de desarrollar lazos con Taiwán.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, mantuvo el sábado una conversación telefónica con el ministro de Relaciones Exteriores de Lituania, Gabrielius Landsbergis, con quien acordó una “acción bilateral coordinada” para ayudar al país europeo a resistir la presión de China tras la decisión de Vilna de desarrollar relaciones con Taiwán.

A través de un comunicado emitido este domingo, la Cancillería de Lituania ha anunciado que Blinken y Landsbergis coincidieron en que “la presión política sobre Lituania” es totalmente inaceptable.

La nota no ha ofrecido más detalles sobre la acción bilateral acordada entre Estados Unidos y Lituania.

En una declaración separada, el Departamento de Estado norteamericano informó que Blinken “subrayó la solidaridad férrea de Estados Unidos con Lituania, nuestro aliado de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y socio de la Unión Europea (UE), frente al comportamiento coercitivo de la República Popular China”.

¿Cómo inició la tensión?

El pasado 20 de julio, las autoridades de Taiwán anunciaron que habían llegado a un acuerdo con Lituania para abrir una oficina de representación en la capital lituana, lo que, según Pekín, constituye una seria provocación para China continental.

Luego, el país europeo adoptó una ley que permite a los dirigentes separatistas de Taiwán abrir una representación bajo el nombre de “Taiwán” y no de “Taipéi” en Vilna, la capital lituana.

Ante tal coyuntura, China convocó el pasado 10 de agosto a su embajador en Lituania, y exigió que el diplomático lituano abandonara Pekín, en respuesta a la apertura de oficina taiwanesa en el país báltico.

Los lazos Taiwán-Pekín entraron en una tensión grave hace años por las actividades separatistas que iniciaron las autoridades de la isla. Pekín ha reiterado en múltiples ocasiones que reconoce a Taiwán como una parte inseparable de su territorio en el marco del “principio de una sola China”, y ha advertido a los países que apoyan la separación de Taiwán, en particular EE.UU., que el gigante asiático es capaz de defenderse ante cualquier acto que viole su soberanía.

ftn/tqi/mrg