• EEUU impone nuevas sanciones contra Irán
Publicada: miércoles, 11 de diciembre de 2019 14:27
Actualizada: jueves, 12 de diciembre de 2019 4:29

EE.UU. impone nuevas sanciones contra Irán, en las que figuran la mayor compañía naviera y la aerolínea del país, en el marco de su política de “máxima presión”.

El Departamento de Tesoro de EE.UU. ha publicado este miércoles un listado en el que incluye a un individuo, cinco entidades y dos navíos con quienes los ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes en el país norteamericano tienen prohibido hacer negocios.

La lista de los sancionados incluye la empresa Líneas Marítimas de la República Islámica de Irán (IRISL, por sus siglas en inglés)—considerada la mayor compañía naviera del país— y su filial con sede en China, E-Sail Shipping, así como la aerolínea privada Mahan Air, a los que acusa Washington de estar implicado en el transporte de armas de destrucción masiva.

Las nuevas sanciones apuntan a tres agentes de ventas de Mahan Air con sedes en los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Hong Kong, y a un empresario iraní y sus compañías, Jedri Yahan Darya Co. y Maritime Silk Road LLC, así como sus barcos, ha declarado el Departamento del Tesoro en un comunicado.

LEER MÁS: EEUU sanciona a 10 individuos y empresas por “vínculos con Irán”

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, ha acusado a Irán de utilizar sus industrias de aviación y transporte marítimo para suministrar armas a Siria y Yemen, pese a que Irán en varias ocasiones ha rechazado tales alegatos.

 

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, también ha anunciado la reintroducción de sanciones contra la compañía naviera de Irán, calificando el levantamiento de sanciones bajo el acuerdo nuclear de 2015 como “un error enorme”.

Pompeo ha asegurado que la Casa Blanca seguirá adelante con su campaña de “máxima presión” mediante la adopción de sanciones contra Teherán. Las designaciones entrarán en vigencia el 8 de junio de 2020.

Desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, retiró en mayo de 2018 a su país del acuerdo nuclear suscrito en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 (integrado entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), reimpuso sus sanciones contra el país persa y endureció su retórica antiraní en el marco de una campaña de “máxima presión” para paralizar la economía iraní y obligar a Irán a renegociar dicho acuerdo que Teherán considera innegociable.

LEER MÁS: Irán califica de “terrorismo económico” las sanciones de EEUU

Tal y como reiteran las autoridades iraníes y varios informes, la política estadounidense de “máxima presión” contra Irán ha fracasado estrepitosamente al no alcanzar ninguna de sus metas.

Además, Teherán asevera que las sanciones antiraníes evidencian la hipocresía de Washington sobre querer dialogar con Teherán.

tmv/lvs/mrz/rba

Comentarios