• Fuerzas estadounidenses y saudíes en un campamento de entrenamiento militar.
Publicada: lunes, 9 de diciembre de 2019 2:05

Congresistas de EE.UU. instan a suspender el programa de entrenamiento a los saudíes luego de que un militar de ese país perpetrara un tiroteo mortal en Florida.

El tiroteo que se registró el pasado viernes en la base aeronaval de Pensacola, en el estado de Florida (sureste de EE.UU.), dejó cuatro muertos, entre ellos el atacante, de origen saudí, y varios heridos. El agresor, identificado como Muhamad al-Shamrani, fue entrenado en EE.UU. como uno de los cientos de militares de la Fuerza Aérea de Arabia Saudí.

El ataque del oficial saudí, no obstante, ha provocado varias reacciones por parte de los legisladores estadounidenses. Tanto los republicanos como los demócratas han criticado el apoyo militar que brinda la Administración de Donald Trump al régimen de Arabia Saudí.

LEER MÁS: Congresista insta a EEUU a detener su apoyo militar a Arabia Saudí

De este modo, el senador republicano Lindsey Graham, un aliado del presidente de EE.UU., ha insistido en que el programa de entrenamiento a los militares saudíes “debe suspenderse” hasta que se hayan aclarado por completo las investigaciones sobre los sucesos en Florida.

“Arabia Saudí es un aliado (de EE.UU.), pero hay algo fundamentalmente mal aquí. Necesitamos ralentizar este programa y reevaluarlo”, ha indicado Graham, en una entrevista este domingo al canal estadounidense Fox News.

De igual modo, el congresista republicano Matt Gaetz, representante de Florida, también ha llamado a Trump a “poner en pausa” el citado programa de entrenamiento y monitorear las actividades de los militares saudíes en el país norteamericano. “No deberíamos recibir a nuevos estudiantes saudíes hasta que tengamos plena confianza en nuestro proceso de control”, ha explicado a la cadena local ABC.

Arabia Saudí es un aliado (de EE.UU.), pero hay algo fundamentalmente mal aquí. Necesitamos ralentizar este programa (de entrenamiento a los saudíes) y reevaluarlo”, ha indicado el senador republicano Lindsey Graham.

 

Por su parte, Cory Booker, el senador demócrata de Nueva Jersey y rival de Trump en las elecciones presidenciales de 2020, ha denunciado los lazos del mandatario republicano con los Al Saud, acusándolo de poner sus intereses económicos y militares por encima de los derechos humanos. “Esta es una relación que tiene serios problemas”, ha sostenido.

La legisladora demócrata Zoe Lofgren ha reprochado el apoyo de EE.UU. a Arabia Saudí, a pesar de que se revelara el papel de las autoridades del reino árabe en el asesinato del periodista crítico con este régimen Jamal Khashoggi, en 2018. “Mataron y desmembraron a este periodista y nunca los hemos escuchado rendir cuentas por eso”, ha dicho.

LEER MÁS: Senadores de EEUU pretenden castigar a Riad por caso de Khashoggi

LEER MÁS: Trump culpa al ‘mundo’ del asesinato de Khashoggi y apoya a Riad  

Asimismo, el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de EE.UU., el demócrata Adam Schiff, ha urgido al presidente norteamericano que presione más a Riad para “obtener respuestas” sobre este tiroteo, en lugar de defender a las autoridades saudíes.

Antes del tiroteo, el atacante saudí publicó mensajes hostiles en Twitter contra Washington que podía mostrar su supuesto motivo de este ataque armado. “Estoy en contra del mal, y EE.UU., en su conjunto, se ha transformado en una nación del mal (...) No estoy en contra de ustedes simplemente porque son estadounidenses (...) Los odio porque cada día apoyan, financian y cometen crímenes, no solo contra los musulmanes, sino también (contra) la humanidad”, tuiteó.

Este mismo domingo, un agente del Buró Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) ha informado que el órgano está trabajando el tiroteo de Florida “con la suposición” de que “fue un acto de terrorismo”.

myd/rha/rba