• La sede del Departamento de Energía estadounidense en Washington, la capital.
Publicada: viernes, 1 de febrero de 2019 0:44

El envío secreto de plutonio a Nevada (oeste) por el Departamento de Energía de EE.UU. ha enfurecido a las autoridades de este estado del país norteamericano.

El Departamento de Energía estadounidense informó el miércoles a un juez federal en la ciudad de Reno (Nevada) del traslado secreto de media tonelada de plutonio de grado armamentístico al estado, pese a fuerte oposición de las autoridades nevadenses. El gobierno de este estado teme que haya más entregas.

El lote fue enviado clandestinamente hace meses desde el estado de Carolina del Sur (sureste) y fue almacenado en un sitio ubicado a los 113 kilómetros al norte de la ciudad de Las Vegas, indicó el Departamento, subrayando que la entrega se realizó antes de que Nevada pidiera en noviembre a la corte que la bloqueara.

El gobernador nevadense, Steve Sisolak, indicó que está “más que indignado” por “el inaceptable engaño” del Departamento de Energía y la entrega clandestina de plutonio al estado.

Le mintieron al estado de Nevada, engañaron a un tribunal federal y pusieron en peligro la seguridad de las familias y el medio ambiente de Nevada”, indicó el gobernador de Nevada, Steve Sisolak.

En una rueda de prensa celebrada la misma jornada del miércoles en Carson City (capital), Sisolak señaló que el estado está buscando “una orden de emergencia” para bloquear más entregas del material radioactivo y prometió hacer responsable a la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump.

“Le mintieron al estado de Nevada, engañaron a un tribunal federal y pusieron en peligro la seguridad de las familias y el medio ambiente de Nevada”, indicó el gobernador, quien tildó de “farsa total” las negociaciones mantenidas con el mismo Departamento estadounidense sobre el tema.

Nevada insiste en que las autoridades del Departamento de Energía no han estudiado lo suficiente los peligros de trasladar el material peligroso a un área sujeta a terremotos e inundaciones repentinas, y advierte de que el plutonio tendría que viajar por Las Vegas para llegar al sitio nuclear, poniendo en peligro a los 2,2 millones de residentes de la ciudad y 40 millones de turistas anuales.

La política de Trump ha desatado temores del surgimiento de una nueva carrera armamentística entre las potencias mundiales, al insistir en actualizar las armas atómicas de su país, aduciendo que las capacidades nucleares de Washington deben ser “muy superiores” a las de cualquier otro.

Desde todas partes se han lanzado alertas sobre la nueva doctrina nuclear del inquilino republicano de la Casa Blanca: China y Rusia dicen que Trump está conduciendo al mundo hacia una guerra nuclear y de misiles.

ask/ncl/mnz/rba

Comentarios