• El embajador de EE.UU. ante Israel, David Friedman, ofrece un discurso en Al-Quds (Jerusalén), 14 de mayo de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 7 de enero de 2019 2:16

El embajador de EE.UU. ante Israel, David Friedman, anuncia que la implementación del llamado “acuerdo del siglo” de Donald Trump se retrasará varios meses.

“Aún hace falta modelar y suavizar las palabras antes de publicarlo”, ha indicado este domingo Friedman a los reporteros, para después indicar que la Administración del presidente Trump quiere lanzar su llamado plan de paz para Oriente Medio “de tal forma que le brinde la mejor oportunidad de obtener una buena recepción”.

Sus comentario se pronuncian casi un mes después de que un funcionario de la Casa Blanca indicara que el Gobierno norteamericano tendría en cuenta las elecciones anticipadas israelíes, previstas para el próximo 9 de abril, a la hora de presentar su llamado “acuerdo del siglo” para lograr una solución al conflicto entre israelíes y palestinos.

El pasado mes de noviembre, el embajador del régimen de Israel ante las Naciones Unidas, Danny Danon, alegó también que el llamado plan de paz de EE.UU., que según Trump llevará a conseguir “el acuerdo del siglo”, se ha completado y será presentado a principio de 2019.

“El desafío que representa un plan de paz es trazar una evaluación mucho más sobria de las realidades en esta región (…) La última vez que hubo un acuerdo significativo entre israelíes y palestinos fue en 1993. Han pasado muchas cosas desde 1993”, ha agregado el embajador estadounidense, refiriéndose a los Acuerdos de Oslo. 

Aún hace falta modelar y suavizar las palabras antes de publicarlo”, ha indicado el embajador de EE.UU. ante Israel, David Friedman, quien anuncia que la implementación del llamado acuerdo del siglo de Donald Trump se retrasará varios meses.

 

El controvertido plan de Washington para supuestamente resolver el caso palestino-israelí, llamado “acuerdo del siglo” incluye, entre otras medidas proisraelíes, el rechazo del derecho al retorno a su tierra de los refugiados palestinos expulsados tras la instauración del régimen de ocupación israelí en 1948.

Desde un principio, las autoridades palestinas denunciaron la iniciativa, tachándola de “bofetada del siglo”, pues el plan de paz que ultima EE.UU. junto con Israel tiene como objetivo ulterior acabar con el proyecto nacional palestino.

Las autoridades palestinas, además, señalan que para la nación palestina el Gobierno estadounidense carece de legitimidad como mediador en el proceso palestino-israelí por su evidente falta de imparcialidad, especialmente, cuando reconoció la ciudad ocupada de Al-Quds (Jerusalén) como “capital” israelí. 

myd/rha/ftm/alg

Comentarios