• El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla en una conferencia en Kansas, Missouri, 7 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 12 de diciembre de 2018 7:30
Actualizada: miércoles, 12 de diciembre de 2018 10:10

El presidente de EE.UU., Donald Trump, dice que no le preocupa su eventual juicio político (impeachment), y advierte de una rebelión popular si eso ocurriera.

Algunos demócratas están convencidos de que Trump podría enfrentar un juicio político y una pena de cárcel si se comprueba que unos pagos, que reportó su exabogado Michael Cohen, violaron la ley de financiamiento de campaña electoral del país, según afirmaron la semana pasada los fiscales federales en Nueva York (EE.UU.).

El inquilino de la Casa Blanca, no obstante, asegura que “no está preocupado” por su posible impeachment porque no hizo nada malo y que los pagos en cuestión “no violaron ley de financiamiento electoral, dado que no se trataba de “una aportación de la campaña”.

“Es difícil hacerle un impeachment a alguien que no ha hecho nada malo y quien ha creado la mejor economía en la historia de nuestro país (…) No estoy preocupado, no. Creo que la gente se sublevaría si eso ocurriera”, señaló Trump en una entrevista exclusiva concedida el martes a la agencia británica de noticias Reuters, en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington.

Es difícil hacerle un impeachment a alguien que no ha hecho nada malo y quien ha creado la mejor economía en la historia de nuestro país (…) No estoy preocupado, no. Creo que la gente se sublevaría si eso ocurriera”, señaló el presidente de EE.UU., Donald Trump.

 

El impeachment requiere la aprobación de la Cámara de los Representantes que desde enero de 2019, será dominada por los demócratas, sin embargo, la destitución del presidente necesita una mayoría de dos tercios en el Senado, dominado por los republicanos, los correligionarios de Trump.

Trump, asimismo, arremetió contra Cohen por haber cooperado con los fiscales y le acusó de “mentir” para recibir una sentencia más suave.

Cohen, según el magnate neoyorquino, debería recibir una pena de prisión de larga duración porque, como abogado, debería haber conocido la ley de financiación electoral.

El presidente de Estados Unidos alteró el enfoque de la entrevista hacia su entonces rival demócrata Hillary Clinton, exprimera dama de EE.UU. entre 1993 y 2001. “Hillary Clinton tiene dinero, su esposo (expresidente de EE.UU. Bill Clinton) tiene dinero. Ella gastó dinero. ¿Por qué nadie habla de ello?”, fustigó Trump.

ask/ktg/mkh

Comentarios