• EEUU reta ‘asesino de Guam’ al desplegar B-2 Spirit en Hawái
Publicada: jueves, 11 de octubre de 2018 9:08
Actualizada: jueves, 11 de octubre de 2018 19:17

La Fuerza Aérea de EE.UU. despliega por primera vez sus bombarderos furtivos B-2 Spirit en la base aérea Pearl Harbor, en el oeste de Hawái.

En un vídeo, publicado el miércoles por la revista estadounidense Popular Mechanics, se ven simulacros militares que el país norteamericano realizó durante este despliegue que duró desde el 15 de agosto hasta el 27 de septiembre del año en curso.  

“Aunque los bombarderos rotan regularmente a lo largo de la región Indo-Pacífico, esto marcó el primer despliegue de Espíritus B-2 en la base conjunta Pearl Harbor-Hickam”, confirmó la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

El despliegue en Hawái facilita la participación de los bombarderos B-2 en las operaciones de los cazas F-22 Raptors asignados al 199.º Escuadrón de Combate, una unidad de la Guardia Nacional Aérea de Hawái, según explica la fuente.

La decisión de EE.UU, de llevar a cabo el mencionado despliegue se produce unos meses después de que China pusiera en servicio el avanzado misil de mediano-largo alcance DF-26, apodado “asesino de Guam”. Sin embargo, la Fuerza Aérea nunca dijo directamente que el “asesino de Guam” impulsó los movimientos.

Aunque los bombarderos rotan regularmente a lo largo de la región Indo-Pacífico, esto marcó el primer despliegue de Espíritus B-2 en la base conjunta Pearl Harbor-Hickam”, confirmó la Fuerza Aérea de Estados Unidos, citado por la revista local Popular Mechanics.


El misil es capaz de portar ojivas convencionales y nucleares y llegar a la base que tiene Estados Unidos en el océano Pacífico, donde Washington refuerza las medidas de seguridad ante el aumento de la tensión en el mar de la China Meridional.

El diario chino South China Morning Post informó en enero que el gigante asiático planta dispositivos de escucha en dos fondos marinos estratégicos en las aguas cercanas a la isla de Guam, que alberga la base militar más grande de EE.UU. en el oeste del océano Pacífico, con el objetivo de rastrear el movimiento de submarinos estadounidenses en el mar de la China Meridional.

Guam es el centro tradicional de los bombarderos furtivos B-2, pero en medio de la escalada de tensiones entre Pekín y Washington, las operaciones de preparación desde Hawái tienen más sentido.

msm/rha/mjs/alg

Comentarios