• El secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis, en la Casa Blanca, 28 de noviembre de 2017.
Publicada: viernes, 1 de diciembre de 2017 6:32
Actualizada: viernes, 1 de diciembre de 2017 7:43

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, aseguró el jueves que su país tiene opciones militares contra Corea del Norte.

“Sí que tenemos opciones militares”, dijo Mattis justo antes de reunirse con el primer ministro libio Fayez al-Seray en la sede del Departamento de Defensa (el Pentágono).

No obstante, mostró su confianza en los esfuerzos diplomáticos sobre Corea del Norte a través de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

A continuación, el jefe del Pentágono dejó claro que los diplomáticos estadounidenses “hablarán desde una posición de fortaleza” durante sus esfuerzos para contener la “amenaza” del país asiático.

Sí que tenemos opciones militares” contra Corea del Norte, recalcó el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis.

 

Por otra parte, un oficial de la oficina presidencial de Corea del Sur ha informado este viernes que Seúl y Washington no están considerando ninguna opción militar, ni incluso un bloqueo naval, contra Pyongyang.

El oficial surcoreano, que habló bajo condición de anonimato, se ha referido a la conversación telefónica que mantuvieron los presidentes de EE.UU. y Corea del Sur, Donald Trump y Moon Jae-in, respectivamente, diciendo que ninguno de los líderes se refirieron al bloqueo naval como una opción contra Corea del Norte.

A principios de esta semana, Corea del Norte lanzó un nuevo misil balístico, que según Pyongyang, alcanzó una altitud de 4475 kilómetros y cubrió en 50 minutos una distancia de unos 950 kilómetros antes de caer en el mar del Este (mar de Japón).

Tras el lanzamiento, el líder norcoreano, Kim Jong-un, aseguró que el misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés), bautizado ‘Hwasong-15’, podría golpear cualquier parte del territorio continental de Estados Unidos.

Ante el temor del avance de Corea del Norte, EE.UU. y sus aliados regionales, es decir Corea del Sur y Japón, pidieron una sesión de urgencia del CSNU para el miércoles, en la que la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, amenazó con “destruir” a Pyongyang. No obstante, Rusia aseguró luego que no permitirá una opción militar contra Corea del Norte.

zss/ktg/tas

Comentarios