• El presidente iraní, Hasan Rohani.
Publicada: viernes, 5 de junio de 2020 16:01

El presidente persa, Hasan Rohani, ha instado al Banco Central de Irán (BCI) a que aumente sus esfuerzos para desbloquear los activos del país en bancos foráneos.

En una llamada telefónica mantenida este viernes con el presidente del BCI, Abdolnaser Hemati, Rohani ha elogiado los intentos del ente bancario por liberar parte de los recursos de divisas del país, que fueron bloqueados en entidades extranjeras.

El mandatario iraní ha instado, en este sentido, a Hemati a que siga esforzándose, con mayor brío y firmeza, para liberar todos los activos de la República Islámica que han sido congelados de manera ilegal en bancos extranjeros.

Miles de millones de dólares del dinero del petróleo y otros fondos de Irán se hallan retenidos en varios países del mundo de manera ilegal, debido a las presiones y sanciones de EE.UU., en momentos en los que Irán necesita con urgencia sus recursos para poder seguir su lucha contra el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

 

En abril pasado, Hemati anunció el fracaso de Washington en su intento por confiscar los fondos iraníes en Europa y transferirlos a EE.UU. Explicó que los tribunales de Luxemburgo se pusieron de parte de Irán en una disputa por más de 1,6 mil millones de dólares en fondos iraníes en poder de Clearstream, un depósito de valores que Washington había tratado de bloquear y confiscar, alegando que Teherán había estado implicado en los atentados del 11 de septiembre de 2001.

En enero pasado, un tribunal estadounidense rechazó también la demanda para confiscar 1,7 mil millones dólares de activos de Irán por no tener motivos en materia internacional. 

De hecho, la 2.ª Corte de Apelaciones del Circuito de EE.UU. había formulado la demanda acusando sin prueba alguna a Irán de estar implicado en los ataques contra cuarteles en Beirut (capital libanesa), en octubre de 1983, y pidió que la indemnización a las familias de las víctimas de los ataques fuera pagada con los activos iraníes, aunque estos asaltos no tienen absolutamente nada que ver con el país persa.

La República Islámica ha rechazado en numerosas ocasiones las infundadas acusaciones de Washington en su contra, señalando que EE.UU. no puede “robar los fondos” de Irán recurriendo a “mentiras”, y “ridiculizando la justicia y el derecho internacional”.

mnz/anz/msm/rba