• El presidente del Poder Judicial de Irán, Seyed Ebrahim Raisi (izq.), y su par iraquí, Faeq Zeidan, en una rueda de prensa en Bagdad (capital de Irak), 9 de febrero de 2021.
Publicada: martes, 9 de febrero de 2021 16:02
Actualizada: martes, 9 de febrero de 2021 19:10

Tras firmar varios memorandos de entendimiento, los jefes de los Poderes Judiciales iraní e iraquí anuncian que discutieron el asesinato del general Soleimani.

“Examinamos el intercambio de información con la parte iraní sobre el martirio de [el teniente general Qasem] Soleimani y Abu Mahdi al-Muhandis”, ha afirmado el presidente del Consejo Judicial de Irak, Faeq Zeidan, durante una rueda de prensa conjunta con su homólogo persa, Seyed Ebrahim Raisi, concedida este martes en la capital iraquí, Bagdad.

Por su parte, Raisi ha elogiado las medidas del Poder Judicial iraquí en la persecución del caso del asesinato del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y del subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, que cayeron mártires el 3 de enero de 2020 en Bagdad, en un ataque terrorista ordenado por el expresidente de EE.UU. Donald Trump.

Asimismo, tras expresar su deseo de que el caso llegue a un resultado, ha informado que ha mantenido conversaciones con la parte iraquí “sobre la respuesta a dar al asesinato de los comandantes martirizados”.

Estas declaraciones se han producido en referencia a la orden de detención que pesa contra el exlíder republicano, emitida el 7 de enero por el juez especial del Tribunal de Investigación de Irak, Al-Rusafa.

 

El presidente del Poder Judicial de Irán hizo el lunes una visita a Bagdad, donde, a la cabeza de una delegación de alto rango, se personó en el lugar de los asesinatos del general Soleimani y Al-Muhandis para rememorar a dichos héroes de la lucha antiterrorista.

Hablando desde ese emplazamiento, Raisi ratificó la voluntad de la República Islámica de vengar la sangre derramada del general Soleimani y Al-Muhandis, enfatizando que “el martirio de estos dos grandes héroes del Islam nunca quedará impune”.

El alto funcionario persa también saludó el fortalecimiento de los lazos y cooperaciones en los ámbitos legal y judicial entre ambos países, y tras anunciar la firma de un memorando de entendimiento sobre la lucha contra la corrupción, aseguró que el mal “no puede perturbar, ni obstaculizar las relaciones entre las dos naciones”.

mrp/anz/rba