• El presidente iraní, Hasan Rohani (dcha.), y el ministro austriaco de Asuntos Exteriores, Alexander Schellenberg, Teherán, 23 de febrero de 2020.
Publicada: domingo, 23 de febrero de 2020 14:24
Actualizada: domingo, 23 de febrero de 2020 19:00

Las sanciones de Estados Unidos son como el nuevo coronavirus, pues ambos causan más temor que la realidad, señala el presidente iraní.

El mandatario persa, Hasan Rohani, ha vuelto a censurar este domingo la inacción de Europa ante los actos violatorios de EE.UU. respecto al pacto nuclear, entre ellos, su salida ilegal del mismo y la reimposición de las sanciones antiraníes, mientras señalaba que “se espera que la Unión Europea (UE) haga frente a las medidas ilegales de EE.UU.”.

En un encuentro mantenido en Teherán, la capital iraní, con el ministro de Asuntos Exteriores de Austria, Alexander Schellenberg, Rohani ha resaltado que existe un gran potencial para reforzar las cooperaciones entre Teherán y Viena, en especial en el ámbito económico.

En este sentido, el presidente iraní ha llamado a Austria a que no claudique ante las presiones ilegales y las erradas amenazas con sanciones de los estadounidenses para que cese sus lazos con Irán.

 

Tras repudiar las sanciones impuestas por Washington contra el sector sanitario y alimentario de la República Islámica, Rohani ha tachado las medidas coercitivas de EE.UU. de “terroristas” y ha pedido a Europa que cumpla con su deber humanitario al respecto.

La Administración estadounidense sacó el 8 de mayo de 2018 al país norteamericano del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (entonces integrado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), y reactivó las sanciones antiraníes que se habían levantado en virtud del mismo pacto.

Después de la retirada estadounidense del convenio, la República Islámica ha criticado, asimismo, el incumplimiento de los firmantes europeos de sus obligaciones, mientras ha recordado en reiteradas ocasiones, al bloque comunitario, que el “único camino correcto” para arreglar los problemas es que formalicen sus compromisos.

La República Islámica, tras esperar un año y al no lograr el resto de firmantes contrarrestar las medidas coercitivas de EE.UU., comenzó a recortar gradualmente sus compromisos. Teherán ha dejado en claro que las medidas que ha adoptado son reversibles, pues Irán volverá a cumplir plenamente sus compromisos cuando las otras partes hagan también lo mismo.

mnz/anz/hnb

Comentarios