• El presidente de la Federación de Judo de Irán, Arash Miresmaeli, da una rueda de prensa.
Publicada: jueves, 24 de octubre de 2019 3:39

Federación de Judo de Irán dice que seguirá defendiendo los principios de la República Islámica pese a presiones de Federación Mundial para medirse con Israel.   

El presidente de la Federación de Judo de Irán, Arash Miresmaeli, ha denunciado la decisión de la Federación Internacional de Judo (IJF, por sus siglas en inglés), que suspendió el martes la participación de los judocas persas en cualquiera de las modalidades de esta especialidad en competiciones a nivel mundial por negarse a enfrentarse a los deportistas israelíes.

El principio fundacional de la República Islámica no solo rechaza la “creación” de un régimen israelí “fundado” en 1948 a partir de la usurpación de tierras de Palestina, sino que también deplora con firmeza la represión que los israelíes ejercen a diario contra los palestinos.

El pasado mes de agosto, un judoca iraní, llamado Said Molaei, en ese momento vigente campeón del mundo en la categoría de -81 kg, cayó en las semifinales del Mundial de Japón, y luego al intentar hacerse con la tercera plaza, acabó finalmente en quinto lugar.

A raíz de estos hechos, el deportista de 27 años pidió asilo político en Alemania, so pretexto de que había sido presionado por las autoridades iraníes para que perdiera sus competiciones a fin de no medirse con un rival del régimen israelí en la final, en este caso, Sagi Muki, quien acabó colgándose el oro.

La Federación seguirá firme en su defensa de los principios del sistema de la República Islámica por más que pretendan intimidarnos con sanciones y restricciones”, dice el presidente de la Federación de Judo de Irán, Arash Miresmaeli, en alusión a la prohibición que les ha sido aplicada, según la cual, no pueden participar en las citas deportivas a nivel mundial.

Un judoca iraní habla con su entrenador en una competición mundial.

 

Miresmaeli, dos veces campeón del mundo en la categoría de -66 kg en Alemania (2001) y Japón (2003), ha recalcado, de igual modo, que “la Federación seguirá firme en su defensa de los principios del sistema de la República Islámica por más que pretendan intimidarnos con sanciones y restricciones”.

Dicho esto, ha señalado que el atleta huido emitió acusaciones contra la Federación de Judo con la única meta de hallar asilo en algún país occidental.

LEER MÁS: Boxeador iraní rechaza competir con deportista israelí en solidaridad con los palestinos

Es muy lamentable que un deportista anteponga sus ambiciones de colgarse medallas y participar en competiciones internacionales a las posturas oficiales de su país, cuyas autoridades pusieron a su disposición todos los medios para que fuera todo un profesional en la disciplina de judo, ha afirmado el presidente de la Federación de Judo de Irán.

Con su falsa denuncia, ha añadido, este deportista ha impedido que otras jóvenes promesas del judo pudieran brillar en los tatamis a nivel internacional.

Otros judocas o atletas de otras modalidades deportivas iraníes, por sus convicciones personales, se niegan a competir contra rivales que sean israelíes, tal y como lo hizo el propio Miresmaeli en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

No es la primera vez que los deportistas iraníes boicotean al régimen de Israel, incluso otros países toman tales decisiones como una forma de apoyar a la nación palestina.

LEER MÁS: Líder iraní alaba a luchador que rehusó enfrentarse a un israelí

krd/anz/ask/mkh