• La Fuerza Terrestre del Ejército iraní realiza ejercicios mililitars en costas de Makrán, 20 de enero de 2021. (Foto: IRNA)
Publicada: lunes, 25 de enero de 2021 9:12

Los recientes ejercicios militares de Irán fueron una respuesta a las provocaciones del ya expresidente de EE.UU. Donald Trump, dice un alto mando castrense persa.

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general Mohamad Hosein Baqeri, ha señalado este lunes que durante los últimos dos meses, el país persa se enfrentó con algunas amenazas lanzadas por el “tonto” magnate neoyorquino contra el sistema de la República Islámica.

“Una persona analfabeta que podía aplicar cualquier medida (…) realizó una serie de intentos para que las Fuerzas Armadas de la República Islámica de Irán le mostraran su grado de preparación. Por lo tanto, en un período intensivo de 15 días, las Fuerzas Armadas con mucho poderio llevaron a cabo 10 ejercicios en todo el país”, ha afirmado Baqeri,

Conforme a sus palabras, en estos ejercicios se pusieron en marcha acciones extraordinarias, algunas de las cuales se realizaron por primera vez. De hecho, las maniobras mostraron a los enemigos el poderío militar de Irán.

 

También ha indicado que durante la celebración de aludidos ejercicios, el enemigo llegó a admitir por diferentes canales que sus fuerzas desplegadas en la región de Asia Occidental no tenían como objetivo llevar a cabo agresión alguna contra la República Islámica.

De igual modo, ha proseguido, el enemigo tuvo que reconocer que sus medidas tomadas en torno al despliegue de equipamiento armamentístico en la zona solo fueron de carácter defensiva dadas sus preocupaciones ante las posibles acciones de represalia que pudieran darse lugar por parte de los aliados de Teherán en el aniversario del martirio del general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, en una operación terrorista efectuada en enero de 2020 en Bagdad, la capital iraquí.

El Ejército y el CGRI de Irán llevaron a cabo ejercicios militares a gran escala en medio de las crecientes tensiones por la campaña de presión de EE.UU. contra Teherán. A este respecto, la última situación tensa tuvo lugar el 17 de enero, cuando dos bombarderos B-52H‌ de la Fuerza Aérea norteamericana patrullaron el Golfo Pérsico.

Ante tal coyuntura, Teherán ha puesto énfasis en que tiene una respuesta ante cualquier escenario, incluida una intervención militar, que podría plantear Washington, y no dudará en aplastar a los agresores. 

ftn/krd/mkh