• Un destructor iraní, de fabricación nacional, en una maniobra en las aguas del Golfo Pérsico.
Publicada: domingo, 5 de abril de 2020 15:28

Un alto comandante persa ha anunciado los planes de la Fuerza Naval de Irán para fabricar nuevos buques militares, entre ellos, un destructor de 6000 toneladas.

Estamos trabajando en la construcción de un destructor de 6000 toneladas a largo plazo”, así lo anunció el director de la Organización de Industria Marítima del Ministerio iraní de Defensa, el contralmirante Amir Rastegari, en una entrevista concedida el sábado a la agencia persa de noticias Mehr.

De acuerdo con el alto mando castrense persa, los preparativos de este proyecto se iniciarán este año en curso, como parte de un plan ideado por la Armada iraní para aumentar su capacidad en la fabricación de nuevos submarinos y destructores pesados.

El contralmirante también ha enumerado varias de las características especiales con las que contará este modernizado destructor, entre las que destaca su capacidad para “realizar operaciones durante al menos dos meses sin repostar”.

“El destructor constituirá una mayor presencia de la Armada persa en aguas internacionales, además de desempeñar un papel estratégico en los fines defensivos del país”, ha asegurado Rastegari.

 

Según el contralmirante persa, este destructor, así como otros buques y submarinos avanzados, se convertirán, en un futuro cercano, en un segmento importante de la flotilla de la Armada iraní.

Asimismo, ha subrayado que Irán es capaz de producir submarinos de propulsión nuclear con tecnología punta, asegurando que su fabricación no contraviene, de forma alguna, los principios recogidos en el acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (entonces integrado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

En los últimos años, la Fuerza Naval del Ejército de Irán ha incrementado su presencia en las aguas internacionales para proteger las rutas navales y proporcionar seguridad a sus buques mercantes y petroleros. De hecho, ha frustrado varios ataques piratas contra buques y petroleros, tanto iraníes como de otras banderas, durante sus misiones en las referidas aguas.

En este sentido, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, descartando que el país persa pretenda involucrarse en conflictos y tensiones con otros Estados, ha enfatizado que los avances militares deben continuar.

Mientras tanto, Irán ha asegurado ya en reiteradas ocasiones que la doctrina de defensa de la República Islámica se basa completamente en la disuasión, por tanto, destaca que su poderío militar no representa amenaza alguna para los países de la región de Asia Occidental ni para las demás naciones.

myd/anz/mag/mkh