• El portavoz del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Ramezan Sharif.
Publicada: sábado, 20 de julio de 2019 17:43
Actualizada: lunes, 12 de agosto de 2019 11:28

El CGRI de Irán incautó el petrolero británico después de lanzar una serie de advertencias y pese a la interferencia de un buque de guerra del Reino Unido.

El portavoz del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Ramezan Sharif, ha ofrecido este sábado más detalles sobre la detención, el viernes, del petrolero Stena Impero, de bandera británica, por haber violado la ley marítima internacional cuando atravesaba el estrecho de Ormuz, situado en el Golfo Pérsico. 

“El petrolero británico, contraviniendo las leyes de navegación, desactivó su sistema de posicionamiento, y en lugar de moverse hacia la entrada del Golfo Pérsico en el estrecho de Ormuz, siguió la ruta prevista para su salida. Después de ignorar las advertencias de la Marina del CGRI (…) fue retenido y conducido a la costa para realizar las investigaciones oportunas y tomar las medidas jurídicas necesarias”, ha dicho el general Sharif.

LEER MÁS: Petrolero británico está anclado en Bandar Abás: Se abre pesquisa

El destacado mando castrense persa ha informado también de que un buque de guerra británico escoltaba a la embarcación y trató de abortar el operativo de los comandos navales del CGRI, enviando dos helicópteros.

A pesar de la “interferencia” del buque de guerra británico, las fuerzas iraníes pudieron llevar el petrolero a la costa, ha indicado.

El petrolero británico, contraviniendo las leyes de navegación, desactivó su sistema de posicionamiento, y en lugar de moverse hacia la entrada del Golfo Pérsico en el estrecho de Ormuz, siguió la ruta prevista para su salida. Después de ignorar las advertencias de la Marina del CGRI (…) fue retenido y conducido a la costa para realizar las investigaciones oportunas y tomar las medidas jurídicas necesarias”, dice el portavoz del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Ramezan Sharif.

 

El general Sharif ha enfatizado, por otra parte, a todas las flotas que buscan atravesar el Golfo Pérsico y el estrecho de Ormuz, la necesidad de acatar todas las regulaciones internacionales de navegación para que se garantice la seguridad y la estabilidad de esta estratégica región.

“La Fuerza Naval del CGRI nunca permitirá que los comportamientos inusuales de los foráneos quebranten los intereses nacionales (de Irán), así como la seguridad de esta región”, ha prometido, advirtiendo, además, de las provocaciones amenazantes de algunas flotas extranjeras en las aguas iraníes.

LEER MÁS: Irán: Buque británico fue retenido por operaciones de aventurismo

La incautación del Stena Impero se produjo la misma jornada en la que la Corte Suprema de Gibraltar prolongó hasta el 15 de agosto la retención del buque cisterna Grace 1, cargado con crudo iraní, que fue capturado el pasado 4 de julio por la Marina Real británica en aguas españolas del estrecho de Gibraltar, cuyas autoridades alegan que la embarcación violó las sanciones de la Unión Europea (UE) al transportar petróleo a Siria. Teherán desmiente la versión británica y afirma que la embarcación no se dirigía al país árabe.

El canciller persa, Mohamad Yavad Zarif, ha recordado este mismo sábado que “a diferencia de la piratería en el estrecho de Gibraltar”, las acciones de Irán en el Golfo Pérsico persiguen defender el cumplimiento de las normas marítimas internacionales.

tqi/anz/nlr/mjs

Comentarios