• La gente coloca velas frente a la estación de policía atacada por la guerrilla ELN en la ciudad colombiana de Cucuta, 18 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 21 de enero de 2019 7:33

La guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN) admite su responsabilidad en el ataque a una academia policial en Colombia que dejó 21 de muertos.

“La operación realizada contra dichas instalaciones y tropas es lícita dentro del derecho de la guerra, no hubo ninguna víctima no combatiente”, ha anunciado la dirección nacional del ELN en un comunicado divulgado la madrugada este lunes en su página web.

Según ELN, el ataque del jueves realizado en la ciudad de Cucuta, es una respuesta a las actividades militares realizadas por el Gobierno del presidente Iván Duque durante el cese al fuego unilateral que ofreció la guerrilla en Navidad y fin de año.

La academia policial atacada es una instalación militar, precisa la guerrilla, y allí “reciben instrucción y entrenamiento los oficiales que luego realizan inteligencia de combate, conducen operaciones militares, participan activamente en la guerra contrainsurgente y dan trato de guerra a la protesta social”.

De acuerdo con el ELN, las tropas colombianas bombardearon uno de sus campamentos el 25 de diciembre. “Es entonces muy desproporcionado que, mientras el Gobierno nos ataca, plantee que nosotros no podamos responder en legítima defensa”, dice el comunicado.

La operación realizada contra dichas instalaciones y tropas es lícita dentro del derecho de la guerra, no hubo ninguna víctima no combatiente”, ha anunciado la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN).

 

El ELN, la única guerrilla activa en Colombia desde el acuerdo de paz alcanzado en noviembre de 2016 entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) —desarmadas y convertidas en partido político—, entabló un diálogo de paz con Bogotá durante el Gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018).

Después del ataque del jueves, no está claro el destino del proceso de paz. El mandatario colombiano interrumpió la mesa de diálogo y pidió a Cuba que entregara a los negociadores de paz del ELN que participaban de las conversaciones en La Habana.

Cientos de activistas e internautas han exigido al Gobierno de Duque que no dé marcha atrás en los diálogos con el ELN, usando etiquetas como #AdelantePorLaPaz, con las que expresan su deseo de acabar con el conflicto armado en el país.

snz/mjs/nii/

Comentarios