• Ma Xiaoguang, portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán del Gobierno de China, habla con los periodistas en Pekín, 24 de junio de 2015. (Foto: Hinhua)
Publicada: jueves, 10 de junio de 2021 17:37

China advierte a Estados Unidos que “se comporte con cautela” y deje de enviar “señales erróneas” a las fuerzas separatistas de Taiwán.

“Instamos al Gobierno de Estados Unidos y a las personas relevantes [...] a distinguir entre el bien y el mal en la cuestión de Taiwán, a que se comporten con cautela y no envíen señales erróneas a las fuerzas de la ‘independencia de Taiwán’”, afirmó el miércoles Ma Xiaoguang, portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán del Consejo de Estado de China, en una conferencia de prensa.

Así respondió a las declaraciones de Brent Christensen, director del Instituto Americano en Taiwán (AIT, por sus siglas en inglés), —la embajada de facto de EE.UU. en Taipéi—, quien durante una entrevista publicada el martes por el diario hongkonés Apple Daily, culpó a Pekín por el deterioro de las relaciones con Taipéi “violando la zona de identificación de defensa aérea” autodeclarada de Taiwán, además de reafirmar el respaldo de Washington a la isla y a su presidenta de dos mandatos, Tsai Ing-wen.

Ante esta tesitura, Ma afirmó que la “causa raíz” del aumento de las tensiones es el gobernante Partido Democrático Progresista (DPP) de Taiwán, liderado por Tsai Ing-wen, y denunció que Taipéi está buscando la “independencia” y suscitando el “sentimiento anti-China” en la isla autónoma.

 

Pekín “nunca permitirá que nadie separe a Taiwán de China”, indicó el portavoz chino en otra advertencia explícita para Washington, el patrocinador internacional más fuerte de Taipéi.

China y Taiwán viven una escalada de tensiones por distintos asuntos, entre ellos los esfuerzos separatistas de las autoridades taiwanesas que se oponen al principio de una sola China, así como por el apoyo militar y político que recibe la isla de Estados Unidos.

Washington, echando más leña al fuego a la de por sí tirante situación, vende armas a Taipéi y realiza diferentes ejercicios militares en la zona. Pekín considera estos movimientos estadounidenses una violación de su soberanía y, como una forma de expresar su rechazo, ha aumentado en los últimos meses sus actividades militares cerca de la isla.

tmv/ctl/fmk/mrg