• El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Zhao Lijian.
Publicada: martes, 23 de junio de 2020 14:07
Actualizada: martes, 23 de junio de 2020 18:17

Pekín ha amenazado con dar una “respuesta apropiada” a la decisión de EE.UU. de designar cuatro medios chinos como “misiones diplomáticas extranjeras”.

“Exhortamos a EE.UU. a rechazar esta mentalidad de guerra fría y de sesgo ideológico. En caso contrario, a China no le quedará otra opción que dar una respuesta apropiada”, ha aseverado este martes el portavoz de la Cancillería china, Zhao Lijian.

El diplomático chino reaccionaba así a la decisión anunciada el lunes por el Departamento de Estado de EE.UU. de designar a cuatro medios chinos como “misiones extranjeras” en vez de medios de comunicación en territorio estadounidense, acusándolos de ser “canales de propaganda” de Pekín.

El delegado del Ministerio chino de Asuntos Exteriores ha censurado que la decisión del Gobierno estadounidense ponga de manifiestola hipocresía de la supuesta libertad de expresión y de prensa de la que se jacta EE.UU.”.

Se trata de las cadenas China Central Television y China News Service, así como de los periódicos Peoples’ Daily y Global Times, según han informado medios estadounidenses.

Estos medios de comunicación se suman a otros cinco, también de origen chino, que fueron reclasificados de la misma manera en febrero de este año en curso por la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump.

 

En febrero, EE.UU. limitó a 100 la cantidad de empleados de las oficinas de cinco medios de comunicación chinos instalados en su suelo, al considerarlas misiones extranjeras controladas por el Gobierno de Pekín. En reciprocidad, China expulsó en marzo a varios periodistas estadounidenses.

El cambio de estatuto obligaría a las organizaciones afectadas a informar de los detalles de la relación de sus empleados en EE.UU. y de sus transacciones de bienes raíces al Departamento estadounidense de Estado.

Las tensiones entre Washington y Pekín han escalado en los últimos meses con el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, como telón de fondo y con el presidente estadounidense acusando a China de falta de “transparencia” en la gestión y la información de la pandemia, algo que el gigante asiático ha rechazado y condenado de manera rotunda.

mnz/anz/hnb/rba