• EE.UU. ensaya un misil balístico en una base aérea en California, 26 de abril de 2017.
Publicada: sábado, 16 de junio de 2018 13:17
Actualizada: sábado, 16 de junio de 2018 18:09

China, para neutralizar las amenazas de EE.UU., fabrica un radar de nueva generación que puede rastrear avanzados misiles balísticos y cazas furtivos. 

La empresa estatal China Electronics Technology Group Corporation (CETC) anunció hace dos años que estaba ensayando un radar cuántico con un alcance de 62 millas (100 kilómetros), que le permitiría detectar misiles y cazas furtivos que volaran a altitudes extremadamente altas.

No obstante, la compañía, en una exhibición en la ciudad china de Nanjing, dijo el viernes que la nueva generación de radares será aun más poderosa, pues es capaz de rastrear misiles balísticos y otros objetivos en el espacio exterior, recoge el diario local South China Morning Post.

Instalando un radar cuántico en un vehículo cercano al espacio, la Fuerza Aérea de China podrá “monitorear efectivamente los objetos voladores de alta velocidad en la atmósfera superior y más arriba”, destacó la empresa china.

China considera que el avión furtivo que pilotan Estados Unidos y sus aliados supone una gran amenaza para sus intereses regionales y, por tanto requiere de una contramedida efectiva”, precisa Xia Linhao, experto de la empresa estatal China Electronics Technology Group Corporation.

Xia Linhao, experto de CETC, en declaraciones al periódico oficial chino Global Times, señaló que el radar cuántico ha madurado mucho teóricamente y ha entrado en la fase de realización experimental.

Subrayó, asimismo, que el gigante asiático está desarrollando el radar cuántico para enfrentar las amenazas de Washington. “China considera que el avión furtivo que pilotan Estados Unidos y sus aliados supone una gran amenaza para sus intereses regionales y, por tanto requiere de una contramedida efectiva”, recalcó.

El Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) destacó en un informe en enero pasado el significativo progreso de China en el desarrollo de armas de última generación, y advirtió de que en menos de dos años Pekín será capaz de “dañar” o “destruir” todos los satélites estadounidenses en la órbita terrestre baja.

El Director de Inteligencia Nacional estadounidense, Dan Coats, ya había advertido de que tanto China como Rusia estaban trabajando en nuevas armas para acabar con el dominio del espacio de Estados Unidos.

mnz/rba/nii/