• Los miembros del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Siria.
Publicada: viernes, 12 de enero de 2018 16:56

Pekín está reforzando la seguridad de sus fronteras noroccidentales frente a los terroristas de nacionalidad china que tratan de regresar de Siria tras la derrota del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe), informó el jueves un responsable militar del gigante asiático.

Para ello, el Gobierno chino ha desplegado gran cantidad de agentes de seguridad en la provincia de Xinjiang, a fin de impedir el retorno de cientos de jóvenes chinos que se unieron a Daesh en el país árabe.

“El control y la gestión de la inmigración en las áreas fronterizas se ha fortalecido en los últimos años”, ha aseverado un mando militar encargado de fronteras en la prefectura de la ciudad de Kashgar, en Xinjiang, citado por el diario estatal Global Times.

A lo largo de las lindes se han instalado asimismo vallas para evitar que terroristas furtivos penetren en China, agregó el oficial.

China ha informado de que tiene planes para establecer un centro antiterrorista en Afganistán para hacer frente al retorno de terroristas, una información que el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, se ha negado a confirmar.

El control y la gestión de la inmigración en las áreas fronterizas se ha fortalecido en los últimos años”, aseveró un responsable militar chino encargado de fronteras en la prefectura de la ciudad de Kashgar, en Xinjiang.

 

Estas medidas se suman a las patrullas conjuntas que han lanzado las policías fronterizas de China y Paquistán a lo largo de la frontera para evitar la infiltración de hombres armados.

En un foro en Pekín (la capital), el jefe del Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China, Ji Zhiye, alertó de que China se enfrenta a un riesgo “importante” de ataques terroristas, y aseveró que el número de terroristas entrenados interceptados que intentaban reingresar a China aumentó dramáticamente el año pasado.

De acuerdo con las cifras proporcionadas por Ji Zhiye, el número de terroristas capturados en las fronteras de China en 2017 fue “más de 10 veces” superior al del año anterior.

El experto estimó que alrededor de 30.000 terroristas que habían luchado en Siria habían dejado este país y habían regresado a sus países de origen, incluida China.

La presencia de extremistas de nacionalidad china en Siria no se limita a Daesh, dado que se cree que en la actualidad hay 5000 extremistas chinos en diferentes grupos armados y terroristas en el país árabe, lo que explica el interés de China en acelerar el avance del Ejército de Damasco.

tmv/mla/alg/hnb

Commentarios