• El canciller catarí, Mohamad bin Abdulrahman Al Thani, habla en una conferencia de prensa en Doha, capital catarí.
Publicada: lunes, 10 de junio de 2019 8:11

El canciller catarí, Muhamad bin Abdulrahman Al Thani, dijo que Doha solo apoyará un plan de paz palestino-israelí si los palestinos lo aceptan.

“Doha apoyará cualquier plan que los palestinos acepten, y cree que ningún país del mundo árabe debe secundar un acuerdo impuesto [por la fuerza] a los palestinos”, aseguró Al Thani el domingo en una rueda de prensa en Londres, capital del Reino Unido.

Destacó que para lograr un acuerdo entre las dos partes es necesario que sienten a la mesa de diálogos, pero de momento no hay ninguna relación entre la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y la Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump, cuyo Gobierno ha impulsado el llamado el “acuerdo de siglo” para para solventar, supuestamente, el conflicto palestino-israelí, aunque los adelantos del mismo parecen contradecir esa idea.

El ministro de Exteriores de Catar declaró que tanto los palestinos como los estadounidenses e israelíes están “desconectados” y que el rechazo casi general del llamado “acuerdo de siglo” significa que es “injusto” y “poco realista”.

Doha apoyará cualquier plan que los palestinos acepten, y cree que ningún país del mundo árabe debe secundar un acuerdo impuesto [por la fuerza] a los palestinos”, deja claro el canciller catarí, Mohamad bin Abdulrahman Al Thani.

 

La Casa Blanca revelará los próximos días 25 y 26 de junio en Manama, capital de Baréin, los detalles del llamado “acuerdo del siglo” para el Oriente Medio.

Distintas fuentes han filtrado que, entre otras medidas prosionistas, el plan propuesto por EE.UU. niega el derecho al retorno de los refugiados palestinos expulsados tras la creación del régimen israelí, limita el acceso de los musulmanes palestinos a la Mezquita Al-Aqsa y otorga a Israel la mayor parte de la fértil área C de Cisjordania.

Los palestinos, por su parte, rechazan categóricamente a Washington como mediador, pues argumentan que Trump no es parcial: se inclina abiertamente hacia los israelíes, y como evidencia más que palpable está el hecho de que reconoció a Al-Quds como capital israelí y trasladó su embajada a esa ciudad palestina, pese al rechazo y las advertencias a nivel internacional.

snz/alg/nii/

Comentarios