• presidente brasileño, Jair Bolsonaro, deja el palacio Alvorada, Brasilia, capital de Brasil, 14 de abril de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 16 de abril de 2020 9:44
Actualizada: jueves, 16 de abril de 2020 15:27

El Supremo Tribunal Federal de Brasil dictamina que los gobiernos locales pueden determinar medidas restrictivas para enfrentar la pandemia del coronavirus.

El máximo tribunal tomó el miércoles esa decisión, después de que la cifra de los casos confirmados del nuevo coronavirus (COVID-19) subiera a 28 912, con 1760 fallecimientos; lo que ha convertido a Brasil en el país latinoamericano con el mayor número de contagios.

Cinco de los nueve ministros del Supremo validaron la autonomía de los gobiernos estatales y municipales en la emisión de normas para definir el aislamiento, la cuarentena y la restricción del transporte y tránsito en las carreteras.

El dictamen incluye el rechazo a una solicitud del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que pretendía concentrar las decisiones sobre el combate a la enfermedad letal, que ha provocado una grave crisis sanitaria, política y social en el país suramericano.

Esta no es la primera del Supremo Tribunal Federal de Brasil contra Bolsonoro. La semana pasada, ante la intención del mandatario de mantener la cuarentena únicamente para los ancianos y enfermos, la Corte Suprema ordenó al Poder Ejecutivo abstenerse de levantar el confinamiento.

El pueblo y gran número de políticos han denunciado el manejo “ignorante” del presidente, quien ha estado minimizando los riesgos del virus, mientras que su ministro de Salud, gobernadores estatales y funcionarios locales piden medidas más estrictas.

 

El miércoles, los médicos y trabajadores sanitarios de Sao Paulo se sumaron a las críticas contra el mandatario ultraderechista, quien desde el principio de la propagación de la pandemia hizo caso omiso a las recomendaciones y advertencias por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), oponiéndose a la cuarentena.

El rechazo a la gestión de Bolsonaro ante la COVID-19 ha llevado incluso a Fuerzas Armadas de Brasil a reunirse y analizar escenarios ante una eventual destitución del mandatario.

mag/ncl/ask/hnb