• Una manifestación frente al consulado de EE.UU. en Turquía por el asesinato del general iraní Qasem Soleimani en Irak, 5 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 5 de enero de 2020 21:44
Actualizada: lunes, 6 de enero de 2020 3:00

El Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil ‘condena enérgicamente’ el ataque de EE.UU. que mató al general iraní Soleimani y varios militares más en Irak.

En un memorando, fechado el 4 de enero de 2020, el izquierdista PT expresa su repudio el asesinato del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, junto a otros militares iraníes e iraquíes en Bagdad, capital de Irak, en un atentado terrorista perpetrado por orden directa del presidente de EE.UU., Donald Trump.

A continuación, el partido, fundado por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, critica la postura del Gobierno brasileño, presidido por Jair Bolsonaro, sobre dicho ataque y alerta del empeoramiento de la situación en Oriente Medio como resultado de las medidas de los sucesivos gobiernos estadounidenses, en particular, por el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, en el marco de su invasión a Irak.

Es lamentable que el Gobierno brasileño haya expresado su apoyo a tal acción con el objetivo de combatir el terrorismo. Este falso argumento enmascara la actividad criminal y sistemática de Estados Unidos en Oriente Medio durante mucho tiempo, alimentando conflictos, desestabilizando la región y cosechando resultados financieros significativos para los inversores de la industria de armas y petróleo”, denuncia en su mensaje el PT.

Todas estas medidas de EE.UU. en la región del oeste de Asia, agrega la nota, también forman parte de la “estrategia de campaña del presidente” Trump para su reelección en la segunda mitad de este año.

El Partido de los Trabajadores cierra su memorando con un “llamado a la paz y al cumplimiento de los acuerdos multilaterales, incluido el acuerdo nuclear firmado con Irán durante el mandato del presidente (de EE.UU.) Barack Obama” y cataloga de “fundamental que la Administración de EE.UU. y sus aliados se retiren inmediatamente de su interferencia perjudicial en Oriente Medio”.

El martirio de la relevante figura castrense iraní ha desatado una ola de condenas y rechazos hacia el presidente norteamericano a nivel mundial. Diferentes países, como Rusia, China, Siria e Irak, han condenado el asesinato del general iraní, un adalid en la lucha contra el terrorismo en la región del oeste de Asia.

ncl/lvs/rba

Comentarios